100 años del Liceo Departamental de Flores

Ramiro Tourreilles. Redacción

La Ley 3939, del 5 de enero de 1912, creó 18 liceos de Enseñanza Secundaria que se instalaron en las capitales departamentales donde existía a juicio del Poder Ejecutivo, población escolar suficiente para justificar su instalación.

El 16 de febrero de 1912 el Poder Ejecutivo (Batlle y Ordóñez, Juan Blengio Roca) dispuso la instalación, entre otros, del Liceo correspondiente a Trinidad, designándose Director interino al Bachiller Juan M. Pereira Núñez
El 8 de abril de 1912, en el local de la Escuela Mixta, inició sus clases el Liceo Departamental de Flores, con la asistencia del Director y los Profesores Amaro S. Perdomo y Amadeo Noel Chopinet; contaba con treinta y siete alumnos
Previo a instalarse en el local de calle Feliciano Viera (hoy Alfredo J. Puig, donde actualmente funciona el Instituto de Formación Docente), ocupó otro en Fondar entre 25 de Agosto y Gral. Flores.

1916: EL TRASLADO AL LOCAL CONSTRUIDO PARA ALBERGARLO
Las crónicas del periódico “La Idea Nueva” nos informan que para los primeros días del mes de agosto de 1916 estaba previsto el traslado del Liceo “al local que construyó para asiento de él, en calle Feliciano Viera el señor Jesús López”.
Poco tiempo después, entre noviembre de 1916 y marzo de 1917, también Jesús López hizo construir la casa contigua, en la esquina de las actuales Alfredo J. Puig y Gral. Flores, la que en sus primeros tiempos estuvo destinada a casa- habitación del Director del Liceo. Ambas fincas son obra del Arqto. Sebastián Martorell.
Con respecto a la disposición de los salones del Liceo, diremos que todas las dependencias daban a un patio central bordeado por un corredor: se ingresaba por una puerta con zaguán, pasillo y cancel, por la entonces calle Feliciano Viera: a la izquierda del pasillo se encontraban la Secretaría y en otra habitación más al fondo, la Dirección; ya en el patio central bordeado con un corredor, a la izquierda- o sea al sur – encontrábamos un salón de clase; siguiendo por el patio, al oeste y arrinconado hacia el sur, un salón donde los asientos para los alumnos estaban dispuestos sobre una escalonada tarima de madera en forma de anfiteatro –destinado a las clases de química-, le seguía el salón de profesores y luego otro salón, donde habían unas mesas con taburetes -destinado a las clases de dibujo y que desde 1928 también albergó a la Biblioteca “José Enrique Rodó-, al norte se apreciaba un aljibe , detrás del cual estaban: la puerta que comunicaba con la casa del director (posteriormente clausurada), los baños y un depósito, al este habían dos salones más, ambos con vista al patio y a la calle.
Jesús López (+ 1º/1/1951), inmigrante asturiano, fue de los fundadores del comercio “López y Cía”; se casó con la trinitaria Graciana Bessonart, siendo este matrimonio el germen de una familia ampliamente vinculada en nuestro medio.
Ambos inmuebles pertenecieron a la familia López Bessonart, fueron construidos para arrendarlos al Estado específicamente con los requerimientos exigidos para esos destinos e incluso al que era la casa habitación del Director (el primero en ser devuelto por Secundaria) después sus propietarios se lo alquilaron a un particular y luego fue la residencia de la Dra. Aída López Bessonart y la Srta. Mirta López Bessonart, hasta comienzos de la década de 1990.

Volviendo al Liceo, cabe recordar que en la vereda de enfrente, por A. J. Puig, había un predio que era utilizado como campo de deportes y lugar para ejercicios físicos, hasta que en 1941 o 1942 en el mismo se construyeron nuevos salones para la Escuela Nº 2. En este lugar fue donde –en la década del 1930- comenzó a jugarse al básketbol en Flores, e incluso había una casilla que se utilizaba como vestuario.

1954: LOS CURSOS DE PREPARATORIOS
Cuando era su Director el Prof. Héctor Bascans se iniciaron los cursos de Preparatorios, en 1954.

1959: EL LICEO SE MUDÓ A SU ACTUAL LOCAL
El miércoles 1º de abril de 1959, con una sencilla ceremonia, el profesorado, alumnos y personal administrativo y de servicio del Liceo Departamental se despidió del viejo edificio y tomó posesión del actual, propiedad de Enseñanza Secundaria y construido expresamente para albergarlo –el que ocupa la manzana comprendida por las calles A. J. Puig, 18 de Julio, Batlle y Ordoñez y Treinta y Tres-, que quedó así habilitado.
Según la crónica del periòdico trinitario “La Idea Nueva”, a las 7,45 de ese día, “se congregaron en la calle, frente a la vieja casona (…), celebrándose allí la ceremonia de despedida”
“El coro del Liceo entonó las vibrantes estrofas del Himno Nacional”.
El Prof. Q.F. don Luis A. Etcheverry pronunció las palabras de despedida, en las que historió la fundación del Liceo, los locales que lo albergaron, mencionó a los directores que tuvo el Liceo: el Prof. Pereira Núñez, Amadeo Noel Chopinet, Carbonell y Migal, Octavio J. Arlas, Alberto Rodríguez, Luis Oyuela, José H. Dell Aqua, Héctor Bascans, Blanca Bagez de Castro Corbo.
“Tuvo asimismo palabras de justa recordación para el personal administrativo y de servicio, recordando desde ‘Sequeira el Viejo’, Visitación (el hijo) a Sequeira el Nieto, todos los cuales desde la Portería liceal han sido los amigos del alumnado”.
“Señaló, finalmente los nombres de los viejos Bedeles y el actual Secretario don Carlos Brignoni contraído a su función en forma que acapara todos los elogios”.
“Con frases especialmente dirigidas a los alumnos y referentes a educación, cultura y sentido de la enseñanza liceal, finalizó su hermosa disertación el Prof. Etcheverry”.
“Cerróse entonces la puerta de calle de la vieja casa (…) y la columna se organizó para iniciar su marcha hacia la casa nueva”.
“Las banderas del Liceo abrieron la marcha de una columna que formaban alrededor de medio millar de alumnos y todo el personal docente y administrativo, que dio la espalda a la vieja casona y se dirigió a tomar posesión de la nueva casa que alberga desde el miércoles al Liceo Departamental”.
“Al llegar al nuevo edificio, se cedió el paso a la señora Directora quien -como si hubiese sido antes convenido- fue la primera en subir la escalinata y trasponer la puerta de entrada”.
“El alumnado, tocado sin duda por la emoción que emanaba de toda esta ceremonia sencilla, pero de hondo contenido, cantó el Himno Mi Bandera al ingresar al edificio”.
“Posteriormente, los alumnos del turno de la mañana, con sus Profesores, ocuparon sus sitios en los respectivos salones, iniciándose así los cursos de 1959”.
La inauguración oficial del nuevo local tuvo lugar el 6 de diciembre de 1961.
Recordamos que en parte de esta manzana, durante años, estuvo la inconclusa construcción de un edificio destinado a “Mercado”.

1991: EL LICEO TUVO UN “ANEXO”
El 22 de julio de 1991, dada la gran cantidad de alumnos, en el antiguo local del Banco Hipotecario (Dr. Herrera y Gral. Flores) es instalado un “Anexo” del Liceo Departamental de Flores.
El 2 de mayo de 1994, tomó posesión del cargo la novel Directora del Liceo Nº 2, que de esta forma dejaba de ser “Anexo”.

1994: LICEO “CARLOS BRIGNONI MOSQUERA”
La ley 16.652, del 9 de diciembre de 1994, denominó al hoy Liceo Nº 1 “Carlos Brignoni Mosquera”, en homenaje a quien desde 1940 hasta 1975 fuera Secretario de dicho centro docente.

 

Cotización de la Moneda

Compra Venta
43,25 45,75
0,20 0,50
7,20 8,90
50,40 54,40