FENAPES propone revitalizar la lucha por la construcción del Liceo 3 de Trinidad

PROFESORES DE SECUNDARIA PARARÁN SUS ACTIVIDADES EL MARTES 2 DE SETIEMBRE

 LOS HECHOS DE VIOLENCIA EN LOS CENTROS EDUCATIVOS SON PREOCUPACIÓN DEL GREMIO DE PROFESORES

El Secretario General de la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (FENAPES), Julio Olivera, anunció que el martes 2 de setiembre habrá un paro en los liceos del país por una serie de reclamos que no están siendo contemplados por las autoridades. Directivos de FENAPES se reunieron con profesores de Flores y su Secretario General dijo que se revitalizará la lucha por la construcción de un nuevo liceo en la ciudad de Trinidad. También se refirió a la experiencia que se lleva a cabo en Ismael Cortinas, en el Liceo de Tiempo Completo.

-¿Cómo se analiza la actual coyuntura?

-Se analiza con los compañeros la coyuntura nacional pero también la coyuntura de Flores, y particularmente la que se da en la ciudad de Trinidad. Tenemos en agenda el paro nacional del 2 de setiembre, donde hay una serie de hechos que se vienen denunciando en este año lectivo, que lamentablemente ni las autoridades del CODICEN ni de la ANEP, como de Secundaria, no han dado respuestas.

Son elementos que son de nivel nacional pero que también tienen su implicancia en esta ciudad donde, por ejemplo, el tema de la infraestructura sigue siendo  preocupante.

Hoy hablábamos con los compañeros de la necesidad de revitalizar la lucha por la construcción del Liceo 3 en Trinidad, elemento que va a ser planteado sin lugar a dudas en la próxima discusión presupuestal del año 2015. Pero también es cierto que hay una serie de situaciones de violencia que preocupan. Preocupa cómo en algunas instituciones se ha naturalizado la agresividad y la violencia de padres hacia los docentes, sin que la administración tome cartas en el asunto, y tenga alguna política que ponga a resguardo también la integridad de los docentes.

Por tanto el paro del 2 de setiembre tiene que ver con estas cuestiones, donde se perjudican a los docentes en sus liquidaciones de haberes, donde se les presiona indebidamente para que se modifiquen administrativamente los resultados, donde no ponen a luz estos hechos de violencia que ocurren en distintos puntos del país. Entonces, como sindicato hemos analizado la situación y hemos dicho que en determinado momento, cuando los diálogos no dan resultados ameritan tomar medidas como las del 2 de setiembre. Pero sobre todo lo que seguimos reclamando es que alguien, ya sea el Poder Ejecutivo o el Parlamento tomen cartas en el asunto, porque las autoridades de Secundaria no han sabido o no han querido encontrar respuestas concretas o soluciones a los planteos que hemos realizado.

-¿Cuáles son las causas de esos hechos de violencia que se dan en algunos centros de estudios, y que ustedes han analizado?

-Hay múltiples razones. Los hechos de violencia son un tema preocupante y recurrente. No es extraño que en una sociedad donde la violencia en los últimos 20 o 30 años, ha impuesto como fenómeno social, no se registren los mismos dentro de las instituciones educativas. Es más, sería tonto pensar que esto no ocurriese. En el caso de los docentes el problema es que se ha abonado esa idea desde los discursos políticos de todas las tiendas, de culpabilizarnos de las dificultades que la sociedad tiene, de responsabilizar exclusivamente a los docentes de los malos resultados, de que es banalizar su actitud cuando ha reclamado mediante medidas sindicales respuestas que no han encontrado por otros mecanismos.

En este marco se agrava más el panorama, y lo que estamos viendo con preocupación es esta tendencia -por parte de las autoridades- a naturalizar estos hechos de violencia, a desconocer que existen y dejar en definitiva desprotegidos a los funcionarios que son agredidos en el ejercicio de sus funciones y de su trabajo.

-¿Han evaluado los resultados del Plan Ceibal?

-Es un tema que nos ha preocupado desde el origen. Dijimos en su momento que no nos oponíamos a que ese Plan pudiera tener un acceso democrático, al uso de la tecnología como la computadora con la posibilidad de usar internet, pero sí dudamos de su potencial en materia educativa. Sobre todo porque se había impuesto esta propuesta antes de discutirse con los docentes,  sin que antes se definiera políticamente, y qué utilidad se le iba a dar en el sistema educativo.

Hoy nos encontramos con que el Uruguay hizo un esfuerzo muy importante –toda la sociedad- para llegar a este nivel tecnológico, pero seguimos dudando de su aplicación en materia educativa. Particularmente tenemos, por ejemplo, serios problemas con la conectividad en muchos puntos del país. Muchas veces contamos con las máquinas pero no tenemos conectividad.

Reitero que seguimos dudando de su aplicabilidad en materia educativa; no se le ha abierto la posibilidad por parte de quien está a cargo de la propuesta -que es el LATU en definitiva- a la reflexión técnico pedagógica para ver la aplicación de la misma como es debido. Se sigue teniendo un manejo muy técnico desde el área informática exclusivamente, sin dar la posibilidad de discutir su aplicabilidad pedagógica. Por lo tanto consideramos que es un esfuerzo importante que está haciendo la sociedad, y que no está siendo bien aprovechado.

-Hace pocos días estuvo en Trinidad la Directora General de Secundaria y dijo que recién en este tiempo se están solucionando algunos problemas de cobertura de profesores en algunos liceos, en asignaturas como Matemáticas, entre otras. ¿A qué atribuye FENAPES esta situación?

-Creo que la Directora General de Secundaria tiene un mal manejo de la información;  se construye una realidad de escritorio. Basta con recorrer el país. Hoy llegamos acá y lo primero que tuvimos fue una entrevista con alumnos de 5º Año Humanístico que no han tenido clase desde principio de año y no la van a tener, con lo que implica esto de negativo en su proceso formativo. Dice la Administración que en el país hay más de tres mil horas que no se han logrado cubrir desde principio de año, pero la realidad nos está diciendo –cuando hablamos con padres, estudiantes, equipos directivos- que no hay lugar en el país donde hoy no hayan grupos casi enteros sin asignaturas por cubrir.

Porque en realidad estas tres mil horas que no se asignaron desde principios de año es apenas un número que se multiplica por cinco o por seis, porque en el transcurso normal del acto lectivo se van generando distintos tipos de licencias. Es un sector altamente femeneizado donde la licencia maternal es una constante, hoy se está teniendo como resultado concreto que no se está pudiendo cubrir un número importantísimo de esas horas que son producto de licencias de distinta índole.

Por lo tanto no hay por parte de la Administración un accionar coherente con el discurso; no conocemos qué propuesta maneja esa Administración a esta altura del año para ver qué hacemos con esos alumnos que no han tenido clase desde principios de año.

Todo se maneja en el plano discursivo a través de algunos medios de comunicación, pero las autoridades no han puesto arriba de la mesa una propuesta concreta. Por lo tanto, este problema que es estructural, que Uruguay va a tener que afrontar a mediano y largo plazo, porque hace mucho tiempo que veníamos advirtiendo la falta de docentes. Esto tiene que ver con múltiples causas; una de ellas tiene que ver con las condiciones de trabajo, con la situación laboral, con el desprestigio social de la función, con la falta de desarrollo profesional en una carrera donde no tiene muchas oportunidades en ese sentido.

El Uruguay tiene como problema que no tiene docentes, y no se va a solucionar rápidamente si no se ponen a trabajar quienes definen las políticas públicas en materia de educación, en la búsqueda de soluciones estructurales.

-En Ismael Cortinas se ha construido un edificio destinado al Liceo de Tiempo Completo, en el marco de una experiencia piloto en el país. ¿Cómo están viendo esa experiencia en el Interior del país?

-Esa es una de las tres experiencias que tenemos en todo el país. De hecho participamos en lo que fue la concreción de la obra de ampliación, de adaptar ese centro educativo a la propuesta que se iba a implementar.

Creemos que la que ofrece mejores condiciones desde el punto de vista de infraestructura es Ismael Cortinas, no así el Liceo de San Luis, no así el Liceo 4 de Rivera.

Lamentablemente es una propuesta educativa que las propias autoridades la pusieron a andar en algún momento y hoy la han dejado de lado.

Esta es una cuestión que la hemos planteado recientemente al Consejo Directivo Central de la ANEP. No basta con decir que ha habido cambio de autoridades en Secundaria para decir abandonamos una propuesta educativa que las propias autoridades han puesto a andar. Creemos que es una experiencia que vale la pena, que había que haberla apoyado desde otro lugar y con mucho más fuerza de lo que se la ha apoyado en este último tiempo.

Es una experiencia a evaluar porque estamos convencidos que en algunos lugares del país vamos a tener que desarrollar experiencias de este tipo, porque hay un fuerte requerimiento a la formación intelectual y manual del alumnado. Hay un fuerte requerimiento social también a generar propuestas educativas que contemplen jornadas de mejor extensión pedagógica. Pero ahí está la clave, jornadas de extensión pedagógica que no implican necesariamente tener el tiempo y transformar los centros educativos en guarderías.

Aguardamos ver los resultados de Ismael Cortinas. Tenemos expectativas favorables de lo que pueda estar desarrollándose en esta institución y por lo tanto próximamente será visitado por el sindicato para ver cómo se ha venido cumpliendo la experiencia.