Día de la No Violencia

Hoy, 25 de Noviembre, se conmemora el Día Internacional de la No Violencia, una fecha que mueve a la reflexión por lo que significa el tema para la sociedad actual.

Es con ese motivo que la Comisión Departamental que aborda esta problemática a nivel local ha organizado una marcha por calles céntricas de Trinidad, como forma de sensibilizar a la comunidad sobre la necesidad de encarar la situación de violencia doméstica a través de un trabajo colectivo, en la que esté involucrada también la mayor parte de la población
La Comisión Departamental de la No Violencia contra las Mujeres reúne a instituciones con responsabilidades sobre el tema, asumiendo que el Estado es parte esencial para el abordaje de este tipo de asuntos de carácter social, pero también es claro que sin el protagonismo de la comunidad es muy difícil avanzar en la búsqueda de los mejores resultados de una campaña de concientización que debe ser constante.
En ese sentido, en nuestro medio se ha demostrado eficiencia a la hora de encarar esta problemática. Están a disposición de la sociedad diversas herramientas, accionadas por instituciones y organizaciones a las que se puede recurrir para asistir a aquellas personas en situación de riesgo de violencia. La Oficina de Género y Violencia de la Intendencia, el servicio de Atención a Mujeres Víctimas de Violencia Basada en Género del MIDES, la Policlínica de Disfunciones Familiares de ASSE, la Unidad Especializada de Violencia Doméstica de la Policía, INAU, COMEFLO, son entidades que abren sus puertas para atender con profesionalismo –tal como lo exige el tema- a aquellas personas que padecen este flagelo muchas veces invisible, que se da fundamentalmente en el hogar y poco trasciende hacia afuera.
Pero esas instituciones necesitan del aporte de la población en general, pero sobre todo de la sociedad agredida.
Las denuncias registran un aumento sostenido desde el año 2005 en adelante en todo el país, y sabemos que Flores acompasa esa realidad, considerándose un logro que las personas se animen a denunciar que están siendo víctimas de violencia.
De acuerdo a las estadísticas oficiales, durante los primeros diez meses de este año se registraron en el Uruguay 23.326 denuncias, 77 por día o una cada 19 minutos, observándose con respecto al año anterior un incremento del 12 %.
Pero los números siguen siendo conmovedores. En los últimos doce meses 49 mujeres fueron asesinadas, 2 menos que en igual período del 2013. Año tras año se constata que la abrumadora mayoría de estos homicidios ocurre entre parejas o exparejas y que uno de cada dos homicidios se debe a violencia doméstica.
La evolución de estos homicidios domésticos de los últimos cuatro años, indica paridad de cifras desde el 2011 hasta el 2013 (20, 21 y 25 homicidios por año), pero en 2014 se observa una ligera disminución (14 homicidios).
Como en tantos otros temas de similar impacto en la sociedad, hay que continuar trabajando muy fuerte para seguir bajando esas estadísticas que todavía son significativas para un país pequeño como el nuestro. Pero para seguir avanzando es necesario perder el miedo, pero además dar confianza a la víctima de que su denuncia no traerá como consecuencia la represalia del agresor. Ese es un punto clave que quienes trabajan en el tema conocen muy bien.
Este día merece entonces un análisis para continuar poniendo barreras a la violencia doméstica.