“La gente habló y hay que respetarla, mientras Flores se consolidó como el bastión más blanco del país”

CON EL DIPUTADO ELECTO DEL PARTIDO NACIONAL, Dr. ARMANDO CASTAINGDEBAT

CASTAINGDEBAT RECONOCIÓ QUE FUE UN ERROR EL HABER ACEPTADO SER EL CANDIDATO ÚNICO DEL PARTIDO NACIONAL A LA INTENDENCIA EN LAS PASADAS ELECCIONES DEPARTAMENTALES

El ex Intendente y Diputado electo por Flores Dr. Armando Castaingdebat realizó un análisis de la situación política del país, a partir de los resultados registrados el pasado domingo 30 de noviembre. Analizó la interna del Partido Nacional, proyectó su protagonismo hacia el futuro pero además habló de otros temas vinculados al próximo gobierno nacional, con Tabaré Vázquez como nuevo Presidente de la República. También adelantó cuál será su papel en la campaña que se avecina, rumbo a mayo de 2015, y reconoció que en la pasada elección fue un error de su parte el haber aceptado ser candidato único a la Intendencia.
-¿Qué te sugiere el resultado de la elección nacional en la que Tabaré Vázquez se erigió como nuevo Presidente de la República, para hacer un tercer gobierno del Frente Amplio?
-Hay que analizar el tema en perspectiva hacia atrás y desprovisto de algunas cosas que sucedieron en el medio. Si un año atrás nos decían que Tabaré Vázquez iba a ser el Presidente de la República y el Frente Amplio iba a ganar el gobierno, y que Luis Lacalle Pou iba a ganar la interna, se iba a consolidar con un treinta y pico por ciento el Partido, y lograría lo que logró en el balotaje, capaz que hubiéramos afirmado eso en ese momento. Tal vez lo único que sucedió y que no estaba entre los planes –y no lo hubiéramos deseado, más allá que lo respetamos porque la gente así lo definió- fue lo de las mayorías parlamentarias.
Lo que sucedió al medio es que entre las internas y octubre, sobre todo ambientado por resultados de todas las encuestadoras del país, estaba la posibilidad cierta que el Partido Nacional fuera gobierno. Entonces si lo analizamos desde esa perspectiva duele un poco más el resultado, pero yo soy de los convencidos que el Partido Nacional no perdió, sino que el que ganó fue el Frente Amplio en el entendido que la gente votó la continuidad de algo.
El Partido Nacional votó muy bien, Luis Lacalle Pou se consolida con 41 años como el líder de la oposición; una figura joven, lo que no quiere decir que sea el único.
La gente apostó a un tercer mandato del Frente Amplio; el país prácticamente quedó dividido en mitades, poco más de la mitad apuesta a una continuidad en la forma de conducir el país y hay casi un millón de personas que se manifestaron por otro modelo de conducción. Entonces, hay una diferencia de más o menos 300 mil votos que llevados a cálculos electorales son 150 mil personas, pero eso ya pasó. Aquí tenemos cinco años por delante, la gente habló y cada uno desde su lugar a luchar por el país y por el departamento.

-¿El triunfo de Vázquez-Sendic no es acaso la aceptación a un modelo de gobierno?
-Si nos guiamos por las encuestas, tal vez no, porque todas las encuestas hablan que para la gente la seguridad es un problema, la educación es un problema, la corrupción es un problema. Entonces no es que acepten esa forma de manejar estos temas, sino que hay que hacer un estudio más a fondo. Indudablemente que esto está ligado a un mejor bienestar económico, a una disminución de la pobreza, a buenas políticas sociales.
No creo que se pueda resumir lisa y llanamente como una aceptación a todo lo que ha hecho el gobierno del Frente Amplio. Ha hecho cosas buenas y nosotros lo hemos señalado, y hay otras que no compartimos, pero bueno… en definitiva la gente habló y hay que respetar eso.

-¿Cuál va a ser el protagonismo de Lacalle Pou a partir de ahora? ¿Va a ser Presidente del Directorio como lo reclama Castaingdebat?
-En esto hay dos aspectos; uno es el liderazgo que le dio la gente a través del voto. Eso lo puede quitar solo otra instancia electoral; o sea, la gente dijo mediante el voto que el líder del Partido Nacional por cinco años es Luis Lacalle Pou. Ahora Luis tendrá que transformar o demostrar por la vía de los hechos lo que se le dio por la vía de los votos, pero eso va a depender de él. Yo estoy convencido que sí, porque capacidad e inteligencia –que son las cosas que nos llevaron a arrimarnos a Luis- le sobran. Pero esas son solo cosas que le va a dar el tiempo.
En cuanto a su presencia en el Directorio, entendemos que tendría que asumir la presidencia si el Directorio mantiene la función, las potestades y la imagen que tiene hoy, porque es a través del Directorio que tiene lugar el relacionamiento con el gobierno nacional y con otras colectividades políticas.
Luis por un tema personal entiende que no tiene que estar en el Directorio, más allá que es un tema que lo seguiremos conversando. Si no es Presidente del Directorio va a cambiar el rol del Directorio, porque no podemos tener el liderazgo por un lado y pretender que donde no está el líder se tomen las definiciones del Partido.
Esa es una discusión interna que tenemos por delante.

-¿En qué términos esa discusión?
-Veamos, hay un hecho que no es menor y es que Luis Lacalle Pou en octubre se transforma en la persona individualmente más votada del Uruguay, teniendo más votos inclusive que José Mujica.
Ese hecho mirado en perspectiva es un capital importantísimo, o sea, que alguien a los 41 años se transforma en la persona individualmente más votada en el país, que tiene una gran oportunidad de futuro, pero paradójicamente tiene un gran problema, que es saber hacia qué sectores crece, en la línea que al Partido Nacional le ha costado crecer en determinados lugares de la sociedad.
Ahí tenemos un gran desafío, con una gran fortaleza y una gran oportunidad por delante.

-¿Sorprendió lo de Tabaré Vázquez de anunciar su gabinete a pocas horas de ser electo? ¿Había expectativas en el Partido Nacional de poder asumir algún cargo en el ejecutivo?
-No. Nosotros siempre pensamos que la apertura no iba a venir por los cargos ministeriales porque eso hubiera llevado a un co-gobierno. No tengo claro que el Frente lo hubiera pretendido, ni que el Partido Nacional y las otras fuerzas hubieran estado dispuestas. Ese es un tema colectivo, no de expresiones individuales. Lo que sí fue una gran demostración de poder de Tabaré que en menos de 48 horas designó el gabinete y yo creo que sin tener en cuenta cuotas políticas. Constanza Moreira, por ejemplo, no aparece ni en una subsecretaría, el MPP está pero no aparece con las figuras que tal vez pretendía.
Pero bueno, la gente eligió a Tabaré como Presidente y después la interna la tendrá que manejar con el MPP, o con quien considere que la tiene que manejar.

-¿Cómo queda la interna del Partido Nacional después de la elección nacional y a la luz de la proximidad de la campaña hacia la elección departamental?
-Queda por un lado un sector nuevo, que no hay que calificarlo ni como herrerista, ni como wilsonista, ni como nada, que es el sector que está detrás de Lacalle Pou, que todo hace pensar que no solo no se le vaya nadie sino que probablemente en algún momento incorpore algunos actores políticos. Pero eso lo dirá el tiempo.
Por otro lado queda un sector que tiene el 40 y pico por ciento del Partido, como es Alianza Nacional, en el cual su conductor natural Jorge Larrañaga tendrá que definir qué pretende hacia adelante. Esa es una cosa muy personal de Jorge o colectiva de Alianza Nacional.
Es en base a eso que deberá encararse el proceso electoral de mayo, donde ahí sí tenemos que actuar como Partido y no mirarnos el obligo cada uno. Hay que definir el mapa y actuar en cada lugar de acuerdo a la mejor estrategia para retener o para conquistar el gobierno departamental. El Partido Nacional tiene doce Intendencias, va a ser difícil mantener las doce pero si hacemos las cosas bien tenemos grandes posibilidades de volver a conquistar algún departamento que hoy no está en manos de nuestro Partido.
Por tanto tenemos un desafío importante por delante.

-¿Qué lectura en términos generales haces de los resultados de la elección nacional en Flores?
-Si nos podemos separar de lo que fue la elección a nivel nacional, nos provoca una gran alegría el hecho de que tanto en octubre como en el balotaje la gente consolidó a Flores como el bastión más blanco del país, donde porcentualmente el Partido Nacional tuvo la mayor votación. Y luego en el balotaje acompañaron por lo que le comunicamos a la gente.
Ahí hay un respaldo a lo actuado estos años a nivel de gobierno departamental, hay una credibilidad de la gente hacia nosotros, lo que en una primera instancia es una alegría que se transforma inmediatamente en una gran responsabilidad, porque más allá de los votos porcentuales la gente ya no tiene problemas de cambiar de lugar. Eso ha quedado demostrado y si no seguimos haciendo las cosas bien a nivel departamental, y en el caso personal a nivel nacional, se sabe que la gente no está atada a ningún Partido Político. Ya se va a ver en mayo donde aquí en Flores va a ganar el Partido Nacional con mucho más respaldo del que tuvo en el balotaje, lo que indudablemente lleva a pensar que cada vez más la gente no se ata tanto a un color partidario, sino que elige más a personas, a gestiones, a nombres.

-¿Cuándo dices “una credibilidad de la gente hacia nosotros” te refieres a todo el Partido Nacional?
-Separemos, en octubre en el Partido Nacional cada uno luchó por lograr lo que cada fracción pretendía. En Flores el Partido Nacional sigue dividido en dos grandes corrientes; en octubre cada una luchó por ser la preferida y nos tocó a nosotros ser los preferidos de la gente. En noviembre el Partido Nacional, más gente del Partido Colorado y de otros partidos acompañaron la propuesta en el balotaje.

-¿Qué lectura haces del crecimiento del Frente Amplio en el Interior del país, y particularmente en Flores?
-El Frente Amplio prácticamente mantiene la misma votación a nivel nacional; hay una disminución en Montevideo y Canelones y un crecimiento en el Interior profundo. No tengo ningún tipo de dudas que en ese crecimiento Mujica tiene mucho que ver; hay cosas que el Frente no solo hizo sino que las comunicó muy bien y les sacó mucho rédito, como fue el relacionamiento con el empleado rural, el relacionamiento con el servicio doméstico, el relacionamiento con pequeños productores donde Mujica jugó un papel fundamental.
Nosotros lo dijimos a pocos días de la elección de octubre que el Frente Amplio le debe mucho a Mujica de los resultados electorales. Esto no es disminuir a Tabaré (Vázquez) quien se ha mostrado como un gran líder, pero sin lugar a dudas que Mujica se confirma como un fenómeno político que tendrá que estudiarse.

-¿Y qué lectura haces del posicionamiento del Frente Amplio en Flores?
-En este departamento, en números absolutos, creció más el Partido Nacional que el Frente Amplio. En porcentajes crece más el Frente Amplio que el Partido Nacional. Habría que ver si ese es un hecho puntual o es una tendencia. Habrá que ver cómo se comporta ese electorado en mayo; si es un electorado que va a estar fluctuante para un lado o para el otro. Porque se puede dar algo paradójico, de que el Frente en Flores crece en octubre y noviembre, y capaz que en mayo disminuye y pierde algún edil con respecto a los que hoy tiene.
No tengo dudas que el próximo gobierno en Flores va a ser del Partido Nacional, entonces, si bien podemos sacar algunas conclusiones, tal vez sea un poco apresurado decir si esto es un hecho puntual o una tendencia que se va a mantener. Lo que sí digo, que para mí está atado al fenómeno anterior, es que si se analizan los circuitos rurales ahí sí hay una mayor votación del Frente Amplio con respecto a lo que hubo en la elección anterior, y ahí creo que está claramente demostrado el fenómeno Mujica.

-¿Ya estás preparando la diputación?
-El 27 de octubre comenzamos con esa tarea. Empezamos al menos por averiguar de qué se trataba, porque es algo totalmente nuevo para nosotros.
Al Palacio Legislativo hasta ahora habíamos ido de visita, nunca se nos había ocurrido mirar un despacho como posible “domicilio” nuestro para los próximos cinco años, pero la gente así lo quiso y a eso nos debemos, siendo un desafío que vamos a asumir con mucha responsabilidad.
Creo que tenemos una gran fortaleza por delante, y es lo que hemos construido en estos diez años con estos dos gobiernos del Frente Amplio; por un lado nos va a permitir seguir encarando cosas por el departamento y eso lo hablamos con Guzmán Pedreira, usando el poder que tiene el MPP, el relacionamiento que yo tengo con los Ministros que han sido nombrados por el Presidente. A excepción de la Ministra de Vivienda, con todos los demás Ministros y Viceministros trabajamos en los últimos diez años o últimos cinco años, y si algo ha caracterizado mi actuación durante estos cinco años ha sido mi excelente relacionamiento con el Frente Amplio en lo departamental. Esa va a ser una fortaleza para Fernando Echeverría, si es el próximo Intendente, y en definitiva va a ser una fortaleza para el departamento de Flores que yo a través del Parlamento pueda ser un vínculo para seguir logrando cosas para todos.
Ya algunas cosas tenemos en la cabeza, como proyectos de ley relacionados al área deportes, que nos hubiera gustado impulsar desde un cargo ejecutivo, pero veremos si los podemos llevar adelante desde la legislatura.

-¿Castaingdebat descarta la posibilidad de ocupar algún cargo ejecutivo, si se da la apertura del gobierno nacional hacia la oposición en cuanto a otorgar responsabilidades en organismos públicos?
-Tengo un compromiso con Luis (Lacalle Pou), era la posibilidad de elegir el primer ente que le tocara, pero por respeto a la gente de Flores me voy a quedar en el Parlamento. Otra cosa era si Luis ganaba, donde había otras posibilidades, pero la idea mía es no acceder a ningún ente y quedarme en el Parlamento.

-¿Cuál va a ser tu participación en la campaña electoral que se avecina?
-Ya estoy participando, voy a ser la persona que se va a encargar de reafirmar las cosas buenas que hizo esta administración durante estos diez años, pero sabiendo que lo que Fernando Echeverría va a proponer no es más de lo mismo, sino que es modificar aquellas cosas que se entiende no se han hecho bien, o que le gustaría hacerla diferente, pero manteniendo grandes líneas de acción que este gobierno ha llevado adelante sobre todo en políticas sociales, medioambientales, deportivas, de relacionamiento con el gobierno nacional.
Ahí hay una línea de trabajo que no tiene marcha atrás.

-Se ha visto un relacionamiento diferente con la otra gran corriente del Partido Nacional, demostrado en las actitudes recíprocas con Teresa Hernández que compitió por la diputación por el Partido Nacional. ¿Qué se procura con ello?
-Lo han dicho Jorge (Larrañaga) y Luis (Lacalle Pou), ambos como conductores quieren tener un papel protagónico sobre todo de cara a mayo y de cara al futuro, de fortalecer el Partido Nacional en los 19 departamentos.
Flores es un ejemplo claro, donde el Partido Nacional tiene que tener dos “patas” bien claras, pero además tiene que tener la capacidad de polarizar una campaña civilizadamente y no como ha sido la historia hasta ahora, marcando diferencias de visión, de conducción y no como ha sido hasta ahora.
Esa ha sido la intervención de Luis y Jorge, y de algún otro actor político. Y esto se da mucho más teniendo en cuenta algo que he dicho en los medios, que fue lo que sucedió en la elección departamental pasada, donde yo respaldado por los convencionales que indicaban que tenía que ser candidato único, seguí ese camino y hoy –con el paso del tiempo- creo que fue un error. Porque si bien ganamos, tuvimos paz en la Junta, pero al haber sido candidato único esa gente que no me quiere o que no soy de su agrado no tuvo otra opción dentro del Partido. Esa gente tuvo esa excusa para cruzarse al Frente Amplio y no volvió al Partido Nacional. Y si bien individualmente fui Intendente con los mejores registros de la historia del departamento, con los mayores respaldos de la gente, creo que no fui funcional al Partido con esa decisión personal.
De esas cosas hay que aprender y sin perder de vista los ideales, los principios y valores que uno tiene, creo que en el caso concreto de Flores hay formas de encarar una campaña con dos corrientes bien diferentes, con visiones diferentes, con valores diferentes de llevar adelante una administración departamental, pero en una forma civilizada.

-¿En esa línea es que Castaingdebat mantuvo una entrevista con Carlos Mazzulo?
-Castaingdebat se ha reunido con todos los actores políticos del departamento. El Partido Nacional nos llevó a definir una estrategia del balotaje y para eso había que sentarse a conversar. El gesto que tuvo Teresa (Hernández) en la noche del 26 de octubre de ir a saludar a nuestro comité, la posiciona primero como una interlocutora de un sector del Partido, y a partir de ahí es ella la que lleva adelante este tipo de relacionamiento con el Directorio y con integrantes del Directorio.

-¿Pero qué habló con Mazzulo?
-No con Mazzulo individualmente; lo que dije anteriormente resume lo que va a pasar, que es tratar de pensar en el Partido, de priorizar el Partido manteniendo identidades y visiones diferentes de cómo llevar adelante esta función, y de competir civilizadamente.

-¿Cómo se encarará este período de transición?
-Ya he tenido algunas reuniones con algunos encargados de bancada, esta mañana (ayer) conversamos con Guzmán Pedreira sobre algunas cosas que vamos a tener que encarar hacia adelante. El MPP va a quedar con mucho poder dentro del Frente Amplio y habrá que ver a nivel departamental, pero eso no nos corresponde a nosotros, pero aquí hay nichos de poder que habrá que ver si los mantiene el Movimiento de Participación Popular, llámese MIDES, Jefatura de Policía, Hospital, Centro MEC, Agencia Nacional de Vivienda. O sea, diferentes centros de poder político que luego de la discusión interna el Frente Amplio resolverá qué hacer, porque capaz que hay cosas que no son importantes para el país pero son importantes para el departamento.
Como gobierno departamental y yo como Diputado tengo que saber quiénes van a ser mis interlocutores. Ya sé quiénes van a ser mis interlocutores en el gobierno nacional, nos queda saber quiénes van a ser los interlocutores del gobierno nacional en el territorio, en el departamento. Por eso es que seguimos hablando con Guzmán Pedreira sobre cosas que nos han quedado colgadas; hay desafíos de transformar a Flores en un Polo Tecnológico, en un Centro Regional Educativo, de la misma manera que tenemos en el tema Turismo cosas por hacer.
Estuve conversando con Pancho Beltrame que si bien no va a ser Ministro, va a estar en algún cargo de gobierno, de varios planes que a veces hay poco conocimiento de la población, pero que han sido tomados como ejemplo en el Uruguay, que se están llevando adelante en conjunto entre el gobierno departamental y el Ministerio de Vivienda. Son todas cosas que hay que darle continuidad porque ahí la gran beneficiada es la gente.