Se realizó jornada de sensibilización con personas ciegas y con baja visión

En los últimos días de diciembre, Mes de los Derechos de las Personas con Discapacidad, en la Oficina Territorial del MIDES Flores se realizó una puesta a punto del Taller de Rehabilitación brindado a personas ciegas y con baja visión de nuestro departamento.
En tal sentido, se contó con la presencia de la Técnica en Rehabilitación Graciela Gandolfo, proveniente de la ciudad de Durazno, donde se imparte el Servicio de Rehabilitación para personas ciegas y con baja visión.

Con el apoyo de la Red de Atención Primaria de ASSE en su Primer y Segundo Nivel, del Hospital, y de la Asistente Social del mismo, se identificó a tres personas de escasa visión de nuestro departamento que necesitaban un proceso de rehabilitación que les permitiera mejorar su vida cotidiana.
Es así que en un proceso de coordinación entre las Oficinas del MIDES de Flores y Durazno se articularon las políticas y se permitió que dichas personas de nuestro departamento viajaran a rehabilitarse –con el apoyo del Grupo de Artillería que aportó un chofer– todos los lunes a la ciudad del departamento vecino.

Según la Directora Departamental de la Oficina Territorial del MIDES, Lic. Serrana Rubini, el taller conducido por la especialista Graciela Gandolfo tuvo como objetivo “tratar de ponernos por unos pocos minutos en ese lugar del que no siempre tomamos conciencia y a veces aún en los intentos de ayudar y de comportarnos de la mejor manera para que le sea útil al otro, por no saber hacerlo cometemos errores, entonces ésta creo que ha sido una oportunidad interesantísima”, donde además se contó con la presencia de los familiares de los involucrados y algunos integrantes de la Comisión Honoraria Departamental de la Discapacidad.

Por su parte, la Técnica en Rehabilitación, Graciela Gandolfo, afirmó que el taller impartido en Flores tuvo como objetivo ser una jornada de sensibilización para la familia de los involucrados, “a partir de la vivencia propia, en la que las personas ciegas y con baja visión son los protagonistas, porque ellos son los que han preparado la jornada, los que han preparado el desayuno, porque hemos hecho un desayuno compartido”.
Según se reconoció, ha sido un proceso en que los involucrados han estado muy activos, “han estado viajando todos los lunes a Durazno, y se han ido preparando no solo para este día, se han ido preparando para lo que es su vida cotidiana, para aprender a andar en la calle, para aprender a hacer cruces con seguridad, para llegar a los lugares donde tienen que llegar; en definitiva para seguir viviendo una vida normal y digna”.

Según se declaró, es posible sobrellevar esta discapacidad con la ayuda necesaria.
“Hay que aprender técnicas, hay que aprender las formas de hacerlo pero con voluntad y con buenas coordinaciones –porque esto ha sido un trabajo de articulación muy importante–, les ha permitido continuar con su vida”, aseguró Gandolfo.
Afirmó la especialista que es posible llevar adelante una vida normal, “acá lo vieron. Hoy eran ellos los que ayudaban a los otros, ellos son los que hacen”.

LA INCLUSIÓN ES POSIBLE
Al ser consultada por los periodistas sí la inclusión es posible, Graciela Gandolfo expresó que esta “es real en la medida que todos la hagamos real. Todos tenemos algo de responsabilidad en eso. La persona ciega o con baja visión en prepararse, y los que no estamos ciegos también en sensibilizarnos con las situaciones y sobre todo no hacer la diferencia, sino marcar las virtudes”.
La especialista hizo hincapié que al momento de “dar una mano” hay que saber cómo hacerlo, “porque muchas veces en ese afán (de ayudar), atropellamos, entonces respetemos”, enfatizó.

Gandolfo explicó que el Servicio de Rehabilitación no tiene ningún costo para las personas que lo reciben, además de no tenerse en cuenta el poder adquisitivo de cada uno.
“En esta ocasión lo que sí tiene que ver es la discapacidad que tenga, el grado de discapacidad que se tenga”, agregando que todos los materiales que se necesitan para la rehabilitación son otorgados por el Centro de Ayudas Ópticas o por el Centro de Ayudas Técnicas del Ministerio de Desarrollo Social.

Por último, la Directora Departamental del MIDES, Lic. Serrana Rubini exhortó a aquellos que tengan un requerimiento similar a acercarse a la Oficina Territorial del Ministerio.
“Nosotros sabemos que muchas veces las personas con discapacidad quedan en sus casas, se privan de salir, se privan de poder vivir algunas cuestiones que digamos no es impedimento su discapacidad para hacerlo, pero lamentablemente por no haber pasado por procesos de rehabilitación quedan un poco más recluidas”, expresó, estimulando a acercarse ya que se pretende que “lo de todos los derechos para todas las personas no sea solamente una consigna, sino una realidad en el departamento”.