Donde se junte gente, en el lugar que sea, allí está “Cambará”

El Grupo de Danzas Folklóricas “Cambará” ya forma parte de nuestra identidad cultural. Si bien Trinidad no ha sido el “escenario” que más ha convocado a este grupo, escuelas rurales y eventos realizados en distintas zonas de la campaña poronguera han posibilitado afirmar esa identidad, que sin embargo ha logrado proyectar derribando fronteras, en festivales que le han permitido consolidar una trayectoria de casi seis años. Para conocer la “intimidad” de Cambará, ECOS REGIONALES entrevistó a Edgar Gómez,  Coordinador del grupo.

Edgar Gómez recuerda que el Grupo de Danzas Folklóricas Cambará “en realidad no nace”, porque se constituye poco a poco con integrantes de otros grupos que fueron desapareciendo, básicamente Flor de Ceibo y Sol y Luna. De todos modos hay una fecha que figura en el primer renglón de la primera hoja de la agenda donde comenzó a escribirse la historia de Cambará: 24 de agosto de 2009. Esa fecha, que se toma como fundación del grupo, tiene una razón de ser.
“Lo primero fue encontrar un nombre para el grupo, que sustituyera a Sol y Luna, algo que fuera más auténtico, más tradicional. Entre todos aportamos nombres, pero Cambará fue propuesto por Iliana Condón y nosotros estuvimos totalmente de acuerdo”, expresó el Coordinador. Recordó asimismo que fue Marcelo Repetto quien mencionó por primera vez ese nombre en la Fiestas del Contrapunto, precisamente el 24 de agosto de 2009.
“En principio fue un poco difícil, pero apuntamos a la juventud, siendo esa la diferencia de Cambará con otros grupos, los que están organizados por adolescentes, jóvenes y mayores. Nuestro grupo es híbrido, o sea, incluye gente joven y gente adulta”, señaló el Coordinador.

DE LOS INTEGRANTES
Cuando surge Cambará se piensa en cuántos integrantes debe tener el grupo, llegándose a la decisión de contar con diez bailarines porque eso facilita el traslado.
“Ese fue el primer detalle que tuvimos en cuenta. Cuando la Mtra. Beatriz Ríos era la Directora de Cultura una de las cosas que conversamos fue esa, es decir, contar con un grupo que pudiera viajar sin inconvenientes. Otro aspecto es que el grupo se pudiera mantener, y para que se mantenga es necesario ir viendo gente nueva. En Cambará no se ha perdido a ningún integrante pero lo que sucede es que los jóvenes se van a estudiar a Montevideo, pero no dejan de pertenecer al grupo. Este año posiblemente se vaya a estudiar una de las chiquilinas, pero en su lugar ingresará otra persona. O sea que ya lo tenemos previsto, porque la idea es mantener siempre diez integrantes”, precisó Gómez, quien reconoce que es más fácil conseguir mujeres que varones para este tipo de actividad.
Una de las particularidades en ese sentido es que a los integrantes los elige el propio grupo. “Que yo sea la cara visible no quiere decir que sea el director del grupo. En todos los lugares que vamos siempre digo que yo solo coordino, porque es entre todos que elegimos la gente. La base que se toma en cuenta es tener cierta personalidad, ser responsable, ser afín con los compañeros. A veces no va en que esa persona sea buen bailarín; hay gente que no sabía nada cuando ingresó y se fue haciendo poco a poco. Ahora tenemos gente que está yendo a los ensayos, mirando si le gusta o no le gusta, en una modalidad que implementamos este año”, comentó

LA RESPONSABILIDAD, BASE FUNDAMENTAL
“El tema más importante es la responsabilidad”, sostuvo Edgar Gómez.
“Siempre les digo a todo el grupo –no solamente a los jóvenes, sino también a los adultos- que el gran tema está en la responsabilidad. Yo pienso que algunos grupos han tenido la mala fortuna de disolverse por la responsabilidad en los horarios de ensayos. Si yo digo que el ensayo es a las 20 horas, todos los integrantes tienen que estar en ese momento, porque no es posible que cada integrante concurra a ensayar a diferentes horarios. Es una cuestión de respeto mutuo y esa es una de las cosas que logró Cambará, tener un horario para comenzar y un horario límite para terminar”, afirmó, no obstante haber excepciones cuando se trata de preparar una danza nueva que tiene otras exigencias.
Otra de las características del grupo es que las parejas de baile no se integran siempre con las mismas personas, es decir, van rotando.
“A veces uno es más afín a una persona y se siente más seguro por eso, pero es parte del grupo que también se produzcan cruces para que todos vayan tomando confianza con todos”, explicó.

“CAMBARÁ” EN LOS ESCENARIOS
Edgar Gómez respondió luego a la pregunta de ¿cómo se eligen las danzas a presentar en determinado escenario? “Primero hay que saber en qué lugar se va a actuar y cuáles son las características del evento. No es lo mismo hacer una representación en una Escuela que en un Festival, o en una Cena Show. En esos casos analizamos qué se está representando o qué se está conmemorando en ese evento, si es algo Patrio o si no lo es”, puntualizó, agregando que si el espectáculo por ejemplo apunta a la parte criolla es lógico que no se presente una danza de salón.
“Ya tenemos  confeccionado todo un repertorio para esos casos, ya sea Gatos o Chacareras, pero lo que intentamos siempre es llevar cosas de Flores. Aunque el tema sea de Peteco Carbajal –por decir algo- es importante que lo cante alguien de aquí. Entonces, ¿qué estamos haciendo con eso?, llevando la cultura de Flores a través de la voz del cantor de nuestro departamento. Por eso tenemos muchos temas de cantores de acá, de Germán (Barrios), Maureen Santana, Dúo Chamangá y estamos preparando ahora uno de Diego Elissalde”, comentó el Coordinador de Cambará.
“La base de lo que hacemos viene de los cantores. Por eso buscamos que se nos proporcione el material, ya sea por los propios cantores o pidiéndolos en las radios. En definitiva, lo que nosotros hacemos tiene su permiso correspondiente, o sea, siempre hablamos primero con los autores y los intérpretes”, manifestó Edgar Gómez, marcando otro de los perfiles del grupo, que están señalando ese camino de seriedad y responsabilidad trazado desde el surgimiento de Cambará.

UN GRUPO INDEPENDIENTE PERO CON APOYO
Edgar Gómez destacó que el Grupo de Danzas Folklóricas “Cambará” es un grupo independiente.
“Acá tenemos que agradecer, por ejemplo, a la Intendencia Departamental, a los integrantes de la Oficina de Eventos. También tenemos que agradecer al MEC”, expresó.
“Estamos apuntando mucho a través de la Intendencia a los intercambios culturales. Pensamos que un intercambio cultural le da a uno la posibilidad de salir del departamento y por otro lado se da oportunidad a un grupo de otro lugar que quizá nunca ha salido de su medio. Eso sucedió con el grupo El Timbó de Ecilda Paullier  que estuvo acá el 6 de diciembre pasado en la Semana de Flores. Nosotros habíamos ido antes a aquella localidad a través de la Oficina de Eventos, coincidiendo con la conmemoración de los diez años de El Timbó”, recordó Gómez.
“Eso por un lado, porque también nos contactamos con organizadores de Festivales y hemos tenido la posibilidad de que nos contraten directamente. Esa es otra de las vías que tenemos para recaudar. Pero también a través del MEC contamos con oportunidades, porque desde los Centros MEC se apunta mucho a las escuelas, donde frecuentamos para participar en eventos que las mismas organizan. Donde se junte gente puede estar Cambará”, afirmó.

EL SEMILLERO DE “CAMBARÁ”
Gómez agregó que en las escuelas el grupo tiene dos talleres.
“Tuvimos dos talleres en el 2014, uno en la Escuela No. 19 y otro en la Escuela No. 32 de La Casilla, en actividades que son apoyadas por Centros MEC. Esos talleres son importantes porque de ahí está saliendo el semillero nuevo de Cambará. Nosotros contamos con un bailarín que había participado en uno de los talleres en la Escuela No. 27. Ahora estamos apuntando a esos chiquilines que han estado con nosotros en esos talleres”, comentó.
Edgar Gómez reconoce, no obstante, que es complicado integrar al grupo de jóvenes del medio rural porque la norma no escrita pero comprometida es concurrir a los ensayos tres veces por semana.

LA VESTIMENTA…
De lo recaudado en las actividades desarrolladas se destina una parte para los gastos, entre ellos para la compra del vestuario, que es otro de los aspectos muy cuidados por Cambará.
“No son todos los espectáculos gratis. En el cincuenta por ciento de los espectáculos que hacemos recibimos un determinado honorario y de ahí analizamos lo que nos está faltando, o qué es necesario reponer porque se estropeó por la propia actividad. En este momento lo que se están rompiendo más son los zapatos de las chiquilinas”, señaló Gómez.
“Tenemos que cuidar mucho la ropa, los zapatos y las botas. Pero lo que se rompe más es el zapato, más cuando se tiene que bailar en un piso desparejo. Ante esa realidad resolvemos hacer un fondo con parte de lo que nos corresponde de dinero a cada uno. Es decir, no compramos todo de una, sino que una vez compramos zapatos y otra, pañuelos, por ejemplo. Y lo que hacemos después es cuidarlos”, afirmó.
Precisó el Coordinador de Cambará que actualmente el grupo debe realizar una inversión de 60 mil pesos para subir a un escenario, cifra que asegura una correcta presentación en materia de vestuarios.
“Las chiquilinas cuentan actualmente con cuatro equipos de ropa distintos”, indicó el Coordinador, lo que les permite presentar, por ejemplo en el Festival del Lago, una vestimenta en la peña de la mañana y otra vestimenta en la noche. Si fuera un espectáculo en una escuela o más protocolar, tal vez vayan todas de ropa blanca y los varones tal vez de negro y camisa blanca, o bombacha negra, camisa negra y un corbatón blanco. Se trata de combinar la ropa lo mejor posible”, explicó.

EL 2015 PARA “CAMBARÁ”
Edgar Gómez admitió que el 2015 “arrancó mucho más fuerte que el año pasado”.
El domingo pasado el grupo se presentó en Nueva Palmira, en el Encuentro de Dos Orillas (Argentina-Uruguay).
“Estamos apuntando a llegar a todos los lugares. Estuvimos en el Sur, anduvimos en el Norte y ahora estamos por el Litoral. Actuamos en Santa Catalina y en Nueva Palmira, con la idea de llegar a la Playa de La Agraciada, porque para que la gente te conozca tenés que actuar. A veces lo que hay que decir es: Nos jugamos a esto a ver qué pasa. Así fue que nos jugamos a Santa Catalina y allí vino gente a invitarnos a espectáculos que son organizados en otros lugares. O sea que se hacen muchos contactos y de esa manera nos vamos proyectando”, manifestó el Coordinador de Cambará.
Gómez informó que de la misma forma que un cantor tiene su trabajo de grabación, el grupo tiene discos con algunas muestras de danzas, que también aportan recursos, como en alguna oportunidad sucedió con los almanaques de Cambará.
La actuación más inmediata es mañana, sábado 17, en el Festival del Lago con la Sinfónica, con Carlos Malo y seguramente con Jorge Rojas, como sucedió en la pasada edición del evento.

“CAMBARÁ VINO PARA QUEDARSE…”
Una vez la comunicadora Yanina Gasañol afirmó en su programa “Al Día” de Canal 8 que “Cambará vino para quedarse”, en una expresión que en principio causó un poco de risa, según admitió Edgar Gómez.
“Nosotros siempre decimos que los medios de comunicación son un puntal fundamental para nosotros, porque es a través de ustedes que la gente nos conoce. Otro de nuestros puntales son los cantores, porque si no nos aportaran sus temas sería imposible. El otro puntal es la cantidad de amigos que tenemos en las redes sociales y dentro de esos amigos se cuentan muchos grupos de danza. Cambará en estos momentos tiene 2.300 amigos y de esa cantidad mil son grupos de danza de nuestro país, pero también de México, Colombia y otras partes del mundo. Ahora nos están invitando para concurrir a Querétaro, pero para nosotros es muy difícil llegar…”, razonó, aunque nunca se pierde la esperanza.
“La meta más inmediata es hacer contactos con Argentina. Es uno de nuestras metas, como lo es La Patria Gaucha por ser ese evento –a realizarse el 4 de marzo- una ventana grande que se nos abrió”, reconoció el Coordinador de Cambará.
Edgar Gómez manifestó que “en Trinidad son pocas las convocatorias que tenemos. Y no hablo de Flores sino de Trinidad, porque son muchas las presentaciones que tenemos en localidades del departamento”.
“Hace poco estuvimos en Rancho Grande, otros de los lugares adonde queríamos llegar. Fue un espectáculo impresionante, de los más lindos hasta ahora realizados. Estuvimos  junto a Abriendo Caminos y luego bailando con la gente, que esa es otra característica de Cambará. Esas son cosas a las que apunta el grupo”, expresó finalmente Edgar Gómez, quien aspira que alguna vez se rompan en Flores algunos “prejuicios”, incorporándose otras formas de cultura como son los desfiles de los grupos de danza como sucede en otras partes del país en los que ha participado Cambará.