El “Ñato” Vargas, un súper crack

Federico Paolino
Redacción

La semana pasada en la vecina ciudad de Durazno falleció Amuedo Vargas. Con 95 años arriba se fue el popular “Ñato”.
En sus funciones laborales trabajó en AFE y lo veíamos en los trabajos de mantenimiento de las vías entre Durazno – Trinidad. Pero donde se conoció mejor fue en el deporte, en la práctica del fútbol. Desde joven vistió los clásicos colores del conocido Club Juvenil de Durazno. Varias veces campeón del departamento y goleador absoluto. Defendió la Selección roja, campeón del Sur y del Interior, varias veces nos amargó las noches en los clásicos encuentros de los torneos sureños.
Allá por 1950 – 1960 pasó al Club Independiente de Flores. Campeón del torneo Departamental, campeón del Sur, del Interior y en la Copa “San Isidro de Curuguaty” en Paraguay vistiendo los colores celestres trinitarios, también como goleador absoluto.
Recordamos en aquella época donde enloqueció a la hinchada local, con 3 goles de cabeza, en el “Lavalleja” contra la Selección de Soriano.
Sin lugar a dudas uno de los más grandes jugadores que vimos jugar en nuestro Interior, goleador, peligroso en las áreas, enemigo de los goleros, cabezazos duros y siempre dejó su marca en todos los arcos.
Como personal, hombre trabajador, modesto, de bajo perfil, se supo ganar además de con sus goles, la amistad, el cariño, el respeto, de amigos y compañeros de los dos departamentos vecinos.
Sin lugar a dudas se ha ido una persona que supo granjearse la amistad de todas las falanges deportivas.