Profesoras de Francés de Flores participaron en valiosa experiencia realizada en Planfoy

MARIA EUGENIA CABALLERO Y SHARON MILSEV

Dos Profesores de Francés de nuestro departamento, integrantes del cuerpo docente del Centro de Lenguas Extranjeras que funciona en Trinidad, participaron en una rica experiencia llevada a cabo en Planfoy, un pequeño poblado de Francia, en el marco del programa “Stage en inmersión socio-cultural y lingüística”.
Las Profesoras María Eugenia Caballero y Sharon Milsev tomaron parte de este novedoso programa, que apunta a enriquecer la experiencia personal de estas docentes a través del intercambio de saberes, a través del contacto con la realidad francesa.
Planfoy está ubicado en la provincia de Loira en la región de Ródano en Los Alpes, su población actual supera los mil habitantes y se encuentra aproximadamente a 419 kilómetros de París, 244 de Marsella y 52 de Lyon.
El aeropuerto más cercano se encuentra a 21 kilómetros de distancia en Saint-Etienne, contando con varios atractivos turísticos como el zoológico, campo de golf, cine, estación de esquí, estadio, sala de espectáculos, arquitectura religiosa, e innumerables valles de hermosa belleza.
Entre las actividades desarrolladas por las docentes de Flores en Planfoy estuvo el intercambio con personas del lugar, entre ellas Gisèle Bazin y Ginette Abrial, quienes estuvieron de visita en Trinidad a mediados de esta semana, para conocer la ciudad y otros espacios que forman parte del paisaje de Flores.
Silvia Tristant – Jourjon, oriunda del departamento de Durazno pero que reside en Francia, es la coordinadora del programa “Stage en inmersión socio-cultural y lingüística”, informando a los periodistas sobre el contenido y desarrollo de esta propuesta en la que ya han participado representantes de otras instituciones del Uruguay.
Silvia Tristant explicó que se trata de un programa piloto para el que fueron seleccionados Profesores de Francés de todo el Uruguay, entre ellos María Eugenia Caballero y Sharon Milsev.
“La diferencia entre un cursillo y un stage (estadía) de inmersión es que primero que nada no se realiza ninguna actividad en sala de clase. No es para aprender a hablar en francés, porque en Uruguay los cursos de enseñanza de la lengua francesa son excelentes; no es necesario ir al país para aprender una lengua”, advirtió la coordinadora del programa.
Explicó que “todas las lenguas las podemos aprender perfectamente fuera del país, pero hay una parte, que es la parte socio cultural – linguística del cotidiano que solo la podemos aprender hacerla nuestra si estamos en el lugar, y si estamos fuera de lo que es una sala de clase. Entonces, en ningún momento las profesoras que fueron tuvieron en una sala de clase. Tampoco nuestra idea era que tuvieran profesores especialistas en cada cosa, solo tuvieron un Profesor de Lingüística pero en ese caso era porque se hizo todo con los vecinos del lugar”, o sea, Planfoy.
Agregó que “las personas participaron, cada una con su saber, para compartir su cotidianeidad. Eran siete profesoras y había siete familias que las recibieron. Luego esas familias iban a buscar a los docentes para pasear un día, por lo tanto hoy es muy especial la visita porque tenemos dos de las personas -Gisèle Bazin y Ginette Abrial- que participaron puntualmente en esa salida”.
Entre las actividades cumplidas por las Profesoras de Flores se incluyó lo que se denominó “cruce de saberes”, que consistía “en encontrarse todos los días alrededor de una mesa en la casa de alguien, para que cada una trajera lo que querían entender mejor, tanto fueran hábitos culturales, sociales o de la lengua. Teníamos también lo que denominamos entorno de la mesa, que era preparar una comida por parte de la gente del lugar pero con la participación de las profesoras. Ahí venía todo un intercambio, como lo hacemos con nuestros amigos”, puntualizó Silvia Tristant.
María Eugenia Caballero y Sharon Milsev también participaron en las actividades que los franceses realizan normalmente todos los días, como caminatas y visitas a lugares típicos de la zona.
“Fue una experiencia donde teníamos que ver los resultados de todos lados, para el grupo de Profesores de Francés y para la gente del lugar que estaba participando”, manifestó la coordinadora del programa.
En ese sentido hubo coincidencias por parte de las Profesoras de Flores y de Gisèle Bazin y Ginette Abrial, en cuanto a los resultados altamente positivos logrados en este intercambio.