El Instituto de Formación Docente de Trinidad tiene en el Profesorado su nueva impronta

CON LA DIRECTORA DEL IFD DE TRINIDAD, Prof. CAROLINA IRAZÁBAL

La Directora del Instituto de Formación Docente de Trinidad, Prof. Carolina Irazábal fue entrevistada por ECOS REGIONALES y adelantó que el perfil de esta casa de estudios ha cambiado, adquiriendo una impronta de “Profesorado”, dejando atrás la tradicional identificación con el Magisterio. Esta realidad la analiza la Directora en esta nota.

¿Cómo calificas el nivel de actividades de este Instituto, a partir de las inscripciones recibidas este año en sus dos áreas principales?
-Durante este año la participación ha sido muy buena; la inscripción fue superior a las expectativas que teníamos. Durante dos años estuvimos solicitando los grupos para el nocturno y pensábamos que íbamos a tener alrededor de treinta o cuarenta estudiantes que pudieran cursar Profesorado en ese horario, pero las expectativas fueron largamente superadas. Alrededor del 15 de febrero vimos que el número era muy importante, iban arriba de los 60, solicitándose al Consejo la creación de un nuevo grupo, que fue otorgado. Los alumnos inscriptos superaron los 80 en lo que tiene que ver con el Primer Año de Profesorado; también está el Segundo Año que funciona en ese turno. Son tres cursos que funcionan en el Turno Nocturno –dos de Primero y uno de Segundo de Profesorado- y Magisterio funciona en horario vespertino.
Magisterio tiene un número más reducido de alumnos, hay unos 24 alumnos entre los dos primeros. Eso hace que el perfil del Instituto cambie, porque si bien su impronta era el Magisterio, ahora la tiene Profesorado.

-¿Han evaluado las razones de esa transformación?
-Las razones de por qué hay más Profesorado que de Primaria no la hemos evaluado, porque ese tendría que ser un trabajo más de Sociología, pero desde el punto de vista personal tengo una percepción. La misma pasa por una actividad laboral, donde la inserción a nivel de Secundaria no exige un título y sí lo exige Primaria. Entonces el alumno se inscribe, comienza a transitar su carrera y la falta de Profesores que tiene Secundaria es tan importante que hace que el Consejo tenga que acudir a las personas que no han egresado.
Otra cosa puede tener que ver con el horario, donde las personas que trabajan tienen posibilidades de cursar en el Nocturno. Eso que tanto se solicitó para poderlo lograr tuvo entonces sus resultados.
Pero ésta es una percepción, no tengo ningún estudio sobre ese fenómeno.

-¿A nivel de Magisterio el número de ingresos es superior a años anteriores?
-Con respecto al año anterior, el número de ingresos a Primer Año de Magisterio se mantuvo. Habrá diferencia de uno o dos alumnos, pero no mucho más.

-Desde el punto de vista locativo, ¿cómo asume el Instituto el incremento de cursos y de alumnado?
-Ese tema nos ha complicado un poco porque esa realidad hace que tengamos que abrir las mamparas divisorias para poder alojar a los alumnos del Profesorado, porque si bien los primeros se subdividieron en dos, en un salón común –con las mamparas como tienen que estar- no entran.
Pero como están en otro horario y el grueso de Magisterio no cursa en ese momento, esa situación nos ha permitido dar respuesta a las clases de los alumnos.

-¿La cobertura a nivel docente es normal?
-No hemos tenido inconvenientes, porque en realidad cuando comenzó esto, de poder tener cursos en el turno de la noche, se hizo a nivel de Instituto un relevamiento de alumnos interesados, pero también de docentes disponibles, cosa que cuando se hiciera la petición al Consejo pudiéramos dar respuestas a lo que estábamos pidiendo. Por tanto no tenemos inconvenientes en cuanto a docentes. Sí nos pasó, y esto tiene que ver con Magisterio, con Segundo Año que con la asignatura de Biología hubo muchos inscriptos y tuvimos que pedir una subdivisión para esa asignatura, que otorgó el Consejo.

-¿Cómo se evalúa el tema deserciones? ¿Los alumnos en general se mantienen cursando todo el año o hay algunos que se retiran antes de la finalización de los cursos?
-En general se mantienen. En este primer mes lo que puede suceder es que alumnos que se  inscribieron en forma condicional con asignaturas previas, no tengan la posibilidad después de continuar. A veces sucede, pero no son los más, por el contrario es la menor cantidad de alumnos.
Reitero que a nivel general no hay deserciones en número importante. No sé lo que pasará este año con este turno, porque por lo pronto a nivel de Secundaria el Nocturno tiene a veces deserciones importantes. Nosotros esperamos colmar las expectativas y que ellos puedan seguir adelante estudiando, y que esa deserción en Formación Docente no aparezca.

-En lo personal, como referente de este Instituto, ¿cómo asumes la tarea a la luz de la importante propuesta educativa, que hace que sea mucha la actividad que se desarrolle en este lugar?
-Eso nos pone muy contentos a todos. A mí en particular, obviamente, pero también a todos los funcionarios por varios motivos; primero porque como institución es bueno dar respuesta a lo que la población necesita o a lo que aspira, en cuanto a dar oportunidades que en realidad el departamento todo se lo merece.
Por otro lado, más allá de lo que es la institución en sí –mirándolo con mi corazoncito de docente- es bien importante que el colectivo crezca, porque en realidad la educación hace a la transformación de la sociedad. Porque a la sociedad la podemos transformar, la podemos mejorar a través de la educación.

Cotización de la Moneda