Historia Ecos Regionales

Por qué y para qué ECOS REGIONALES

El 28 de abril de 1995 cerraba sus puertas el periódico La Idea Nueva, una tribuna emblemática en el departamento de Flores y en el Interior del país, que ese año –el 29 de agosto- se aprestaba a celebrar los 85 años de existencia. La clausura de este periódico, surgido en 1910 con los impulsos de la Iglesia Católica –bajo la dirección de Arturo Rafuls y el Pbro. Angel Navea- para difundir una “nueva idea” que en lo político se identificaba con la Unión Cívica, puso fin a una trayectoria y truncó la posibilidad de que el pueblo y la región siguiera teniendo un referente periodístico muy importante en todos los plano. También en lo que significó la defensa de los valores de la libertad y de la democracia a lo largo de todos esos años, siendo justo recordar y reconocer lo que en ese sentido aportaron Carlos Farro Debellis y Carlos Farro Bula.
Pero la desaparición de “La Idea Nueva” trajo consigo, por otra parte, el cierre de la fuente de trabajo para una treintena de familias del medio, algunas de las cuales tenían allí su principal y único sustento, y otras sumaban recursos a su peculio a través de trabajos periodísticos o de otra índole, o simplemente colaboraban porque escribir era su pasión más allá de los intereses económicos.
Ese hecho determinó que los trabajadores, en las propias instalaciones donde las máquinas habían sido silenciadas, se reunieran para buscar una salida que implicara retomar el camino, sabiendo que había que poner mucho más de lo imaginable. En un estado de angustia ante la realidad, no hubo posibilidades de entendimiento entre directorio y obreros despedidos, ni siquiera para seguir utilizando el logo de “La Idea Nueva”, lo que hubiera significado seguir escribiendo en sus páginas una historia que llevaba casi 85 años.
Clausurados todos esos caminos el tema era cómo afrontar el futuro. Una posibilidad era salir a la calle en la búsqueda de una nueva fuente laboral, lo que sin dudas no era fácil para trabajadores que tenían 20, 30 y más años de oficio gráfico y periodístico. Ese antecedente sirvió para que la mayor parte del grupo decidiera hacer el intento de crear un emprendimiento de similares características, conscientes que era imprescindible pasar por la etapa de la reconversión para poner en marcha la gestión y para eso había que conseguir aliados. Se contó en ese proceso con el impulso moral y entusiasta de los amigos de la vieja “peña del mate”, Miguel Pastorino, Milton Rusiñol, Carlos Más, Francisco Sassetti y otros compañeros que nos estimularon confiando en este equipo y sabiendo que “se podía”.
No fue necesario golpear puertas para lograr recursos económicos, porque no bien la Cooperativa COFAC supo del proyecto, aún sin denominación, nos tendió la mano para dar el primer y gran empujón, sabiendo quienes estaban detrás de la idea. Mientras tanto un grupo de jóvenes y pujantes profesionales –Cr. Federico “Pico” Viñoly, Dra. Virginia Bidegain y Esc. Liliana Oxandabarat- se ponía a trabajar para dar forma al emprendimiento que giraría en los rubros de periódico e imprenta. La empresa se denominaría ECOS S.R.L. y quedó formalmente constituida el 12 de mayo de 1995, y el periódico se llamaría ECOS REGIONALES.
Así fue tomando vuelo el proyecto apostando siempre al éxito, porque el fracaso implicaría perder los pocos bienes que seis familias –socias del emprendimiento- habían puesto en garantía para el desarrollo de la idea. Que seis asumieran esa   responsabilidad no implicaba que los demás compañeros quedaran afuera del proyecto; todos los que creyeron en esta apuesta se sumaron con sus ganas de salir adelante, con sus deseos de no perder el viejo oficio de impresor, de tipógrafo, de encuadernador, de diseñador, de periodista…
Una de las primeras decisiones fue alquilar el local ubicado en calle Francisco Fondar 731 bis, donde por tantos años funcionara Foto Scarano. Allí se instalaron las Oficinas, el incipiente Taller de Imprenta y la Redacción en un reducido altillo. Antes se habían iniciado las gestiones ante Kolping para el traspasado de una impresora que estaba alquilada por parte de La Idea Nueva, con resultados exitosos gracias al apoyo prestado por el Ing. Agr. Juan Teófilo Henry, representante de aquella institución nacida para prestar auxilio a trabajadores desocupados.
Con esa base se hicieron las primeras inversiones en materia prima y en otras herramientas que posibilitaron las primeras producciones de la imprenta.
Paralelamente otro equipo de la nobel empresa realizaba contactos con viejos amigos mecánicos e “imprenteros” de Montevideo, para conseguir una máquina que nos posibilitara editar el periódico. Todo fue posible porque hubo gente que apostó al trabajo y a la amistad de años para dar su “crédito” sin condiciones. Mientras la máquina recomendada por Ruben Gada era acondicionada en sus talleres de la capital, la Imprenta Cardo de “Cacho” Bertoni ofreció sus máquinas para imprimir las primeras ediciones de la nueva publicación para que no hubiera más demoras. Así fue. El primer número de ECOS REGIONALES vio la luz pública el 30 de mayo de 1995. Eso fue posible en un corto proceso, lleno de ansiedades. Primeramente de los repartidores del periódico que supieron hacer un trabajo colectivo inmenso, que posibilitó que ya en el primer número se editaran 900 periódicos. También estuvo el apoyo de instituciones y de amigos que no dudaron en cedernos sus vehículos para trasladar las resmas de papel y las primeras máquinas. Allí estuvo presente la administración comunal orientada por Carlos Mazzulo para cumplir con su plan de apoyo a las empresas locales, y desde la amistad Antonio Corrales y su equipo, Francisco “Pancho” Sassetti con su permanente disposición a lo que fuera necesario, sin reparar en sus propias obligaciones empresariales.
El traslado desde Montevideo de la máquina impresora Rotaprint, dedicada a la impresión de ECOS REGIONALES –cuando se cumplía la tercera edición- quedará en el recuerdo de todos, por lo anecdótico al momento de cargar la pesada herramienta y porque para poder ingresarla al local hubo que romper la vieja vidriera de Scarano, en una jornada de trabajo inolvidable.
En ese lugar se estuvo trabajando un año. Luego los “créditos laborales” permitieron acceder a fondos frescos ganados por derecho a despidos de La Idea Nueva, lo que permitió adquirir más equipamiento técnico, siendo necesario mayores espacios para dar paso al desarrollo del emprendimiento.
Fue así que se emprendió la primera mudanza en el año 1997 para el local de Francisco Fondar 521, alquilado a una familia coterránea que reside en Estados Unidos. Fue un período de expansión importante en lo que hace a la consolidación de la inserción de ECOS REGIONALES en la sociedad del departamento y de la región, porque en una primera etapa la edición también puso su foco en Durazno.
La crisis del año 2002 golpeó con dureza a muchas empresas. Esa crisis económica no tuvo contemplaciones con ECOS S.R.L. –con un alquiler en dólares y compromisos bancarios en la misma moneda- y no hubo otra alternativa que encarar una reestructura importante que trajo consigo la segunda mudanza, estableciéndose en ese momento la empresa en el local de calle Luis A. de Herrera 812 donde se vivieron también jornadas de trabajo, de tertulias y de asados entre amigos, que han sido sello inconfundible de ECOS REGIONALES.
Siempre se cumplió con los compromisos asumidos con quienes nos asistieron económicamente porque el objetivo superior fue, invariablemente, mantener la fuente laboral por encima de otros intereses. Esa fue una de las claves de lo realizado hasta ahora, teniendo en la tolerancia y en el respeto mutuo la principal fortaleza. Pero cabe reconocer –y escribirlo con todas las letras- que para afrontar esa crisis y poder cumplir con esos compromisos contamos con el respaldo de los compañeros de ruta, algunos de los cuales eligieron renunciar a su salario y seguir aportando lo suyo para que el emprendimiento continuara adelante.
Luego, la historia es más reciente. Superados los momentos más difíciles se continuó avanzando también en tecnología, recibiéndose el aporte de técnicos –entre ellos Dante Rodríguez, docente de UTU- para la formación del personal que debía manipular nuevas máquinas que se fueron agregando a los talleres gráficos.
Gracias al apoyo de los suscriptores y clientes fue posible después adquirir la casa propia en la esquina de las calles Gral. Flores y Alfredo J. Puig. Realizada la operación de compra, la adecuación del establecimiento a las exigencias de la empresa y los costos que ello demandaba, obligó a esperar varios meses para la nueva y definitiva mudanza. Ello ocurrió el 11 de febrero de 2008. En este lugar seguimos sirviendo a la comunidad en general.
Han trascurrido ya 20 años… y en ese trayecto hemos alegrías y momentos muy gratos aún en la lucha permanente, pero también se han entrecruzado tristezas y dolores. Por eso no podemos olvidar a quienes ya no están físicamente integrando el equipo de ECOS REGIONALES. Nuestro recuerdo emocionado para Miguel Pereira, Mario Alcides López, Julio César Maciel y Luis Vidal que dieron mucho de sí por este proyecto que sigue andando y tomando cada día la  lección de trabajo, humildad y honradez que nos dejaron estos queridos compañeros de ruta.
Al pueblo de Flores en general nuestro saludo y reconocimiento por su solidario respaldo, y por hacernos sentir útiles y respetados. Sabemos que no estamos solos, por eso seguimos renovando la fe y el compromiso en cada edición de ECOS REGIONALES.
La meta todavía está lejos… allá vamos!!!

Cotización de la Moneda

Compra Venta
31,75 33,65
0,55 1,25
7,50 8,50
37,40 40,40