Se realizó bendición del Altar de la Gruta de la Virgen en jornada de fe, de agradecimientos y de pedidos…

EL AGUA Y EL BARRO FUERON TESTIGOS EN EL PARQUE “BARTOLOMÉ HIDALGO”…

EN LA CEREMONIA FUE BAUTIZADA LA NIÑA CARMELA Y UNA PAREJA DE NOVIOS SE “COMPROMETIÓ” ANTE LA VIRGEN

La abundante lluvia caída hasta el viernes pasado, más la decisión firme,  terca y arriesgada del Padre Gabriel Rainusso, no impidieron que se realizara el sábado por la tarde la bendición oficial del Altar de la Gruta de la Virgen del Parque “Bartolomé Hidalgo”.
Medio centenar de peregrinos y visitantes participaron de esta jornada, precisamente cuando se celebraba el Día de la Virgen, fundamento principal en el que se basó el cura párroco de la Parroquia Nuestra Señora de Luján para no postergar la ceremonia prevista en el corazón del emblemático Parque “Hidalgo”, uno de los sitios más ricos del Geoparque. Solamente faltaron a la cita los jinetes que irían a partir desde la Estancia “El Mirador”, viéndose impedidos por la adversa situación atmosférica de los días previos.

Para la hora 14:30 estaba previsto que los peregrinos se concentraran en la explanada de la Capilla San Andrés. De allí partieron un puñado de personas animadas por cantos religiosos, algunas hicieron el trayecto caminando y otras en vehículos, oficiando de acompañantes. Transitaron la ciclo vía que une al centro poblado con el empalme de la ruta vieja (que se hunde en las aguas del Arroyo Grande), tomando la carretera nueva que conduce hacia el majestuoso puente, y de allí al Parque.

Antes de la llegada de los peregrinos algunas familias ya estaban en la Gruta de la Virgen, pero antes habían pasado a firmar el libro de visitas ubicado en un pequeño espacio de madera construido a escasos metros del acceso al predio. A corta distancia está el “pozo de los deseos”, donde la gente puede escribir sus mensajes e incluso tirar desde el brocal las monedas que quiera, en un rito de una antiquísima tradición.
Ciertamente, esa costumbre de tirar monedas tiene mucho de superstición; antiguamente se creía que el agua que estaba estancada, ya fuese en un pozo, lago, fuente, cueva, tenía propiedades curativas. Y esa creencia se popularizó rápidamente debido a que los que participaban de este rito lo hacían convencidos de que en el interior de esos lugares habitaban algunas divinidades, las cuales concedían deseos.

El “pozo de los deseos” esta vez, estaba con bastante agua a raíz de las lluvias, pero algunas hojas de papel escritas todavía permanecían legibles. Se podían leer diversos mensajes, la mayoría pidiendo salud, trabajo, amor eterno…

COMPROMISO Y BAUTISMO ANTE LA VIRGEN…
El predio de la Gruta de la Virgen está delimitado con una empalizada. Había agua parada y mucho barro en algunas partes, pero eso no fue obstáculo para que la gente se acercara a la Gruta situada en el fondo del predio junto a frondosos pinos que conforman la abundante flora del Parque.

En ese momento, antes de la llegada de los peregrinos, una pareja de jovencitos –Miriam Sena y Sebastián Menéndez- se comprometieron junto a la Virgen y ante la mirada de sus padres y familiares.
Fue una sorpresa para los pocos visitantes que había en ese momento. Los novios se colocaron allí los anillos y unieron sus labios escuchando los aplausos de los presentes.
Miriam y Sebastián eligieron ese lugar para comprometerse  aprovechando la celebración del Día de la Virgen, enmarcada en una jornada muy emotiva.

También se llevó a cabo el sacramento del bautismo. La niña Carmela Da Rosa recibió las aguas bautismales durante la celebración de la misa, pero antes de ese acontecimiento la niña Carmela, padres y familiares –todos residentes en el centro poblado Andresito- esperaron ese momento conversando animadamente.
La madre de Carmela, de nombre Natalia, comentó a ECOS REGIONALES que la decisión “de encomendar a Dios a nuestra hija justamente el Día de la Virgen, en un Parque que es muy nuestro y en esta jornada donde habrá de bendecirse el lugar por el Padre Gabriel”.

EL MENSAJE DEL PADRE GABRIEL ANTES DE LA BENDICIÓN
Los peregrinos arribaron a la Gruta de la Virgen minutos después de la hora 16. El clima era de alegría pese al cansancio que denotaban algunas de las personas mayores que participaron de la marcha desde Andresito.
Mientras el Padre Gabriel preparaba las cosas para la ceremonia religiosa junto a varios jóvenes, dispuso de unos minutos para expresar lo que sentía en ese momento.

“Le agradecemos a Dios y a la Virgen este día, a la gente que ha podido venir a acompañarnos, a los peregrinos que han hecho su petición, su ofrenda. Le agradecemos particularmente a la gente de Andresito que fueron los que tuvieron la idea, a Javier Mayero que tuvo la idea de instalar acá la Gruta de la Virgen. Le agradecemos a la Intendencia Departamental de Flores, a la Policía que nos han guiado maravillosamente”, expresó el Padre Gabriel Rainusso.

“Hemos hecho un lindo trayecto desde Andresito por la bici-senda, llegamos al Parador y desde allí hemos venido hasta aquí. Ahora celebraremos la misa, la Acción de Gracias en este día especial”, destacó el cura párroco.
“Yo recuerdo esa frase del Papa Francisco, que fue motivo para que Javier Mayero hiciera esta Gruta, que es: En los momentos de turbulencias, en los momentos de dificultades, aferrarse a la Virgen María. Sin lugar que la Asunción de María es la gran fiesta”, reflexionó el Padre Gabriel.
“Hoy estamos celebrando el vencimiento de Dios y de la humanidad de las turbulencias. Le venimos a pedir a Dios, a través de María, lo que necesitemos y también a agradecerle. Este es un encuentro de la familia porque vamos a celebrar también un bautismo”, agregó.

El Padre Rainusso admitió que esta movida responde además al mensaje del Papa Francisco en cuanto a  promover una Iglesia en movimiento y más cerca de los pobres.
“Hay que cambiar una Iglesia de mil años atrás, acostumbrada a recibir a la gente. Ahora es necesario salir adonde están sus necesidades, donde están los pedidos. Esas salidas tienen que ser a la periferia y esta vez nos vinimos bien lejos de la periferia del departamento. Vamos a tratar de ir a cada barrio y a esos lugares donde está la pobreza, a visitar a esas personas que no han podido aprovechar el tiempo de bonanza”, resaltó el cura párroco de la Parroquia Nuestra Señora de Luján.

LA CELEBRACIÓN
El Padre Gabriel inició la celebración haciendo la señal de la cruz a Carmela, la niña que sería bautizada en esa ceremonia. Lo mismo hicieron sus padres y los padrinos, como signo de que “Dios está con nosotros”, explicó el sacerdote.
Blanca comenzó leyendo: Celebramos hoy la Asunción de María. El Señor la ha glorificado y la ha convertido en la luz de alegría y de esperanza para nuestro caminar hacia Jesús. Estamos seguros que tenemos en ella una madre, una intercesora que los lleva a Cristo”.

El Padre Gabriel Rainusso bendijo luego en forma oficial  la Gruta de la Virgen, porque anteriormente se había bendecido “en secreto, con la presencia de Javier Mayero y la Intendenta Mtra. Beatriz Ríos y algunos más que estaban aquí, que habían venido espontáneamente”.
El cura párroco dijo a los presentes en su homilía que lo que faltaba era un altar para celebrar misas, y el mismo fue construido por Mayero para culminar así el proyecto inicial. También comentó que una vecina de Andresito propuso la peregrinación, estableciéndose para ello la fecha del 15 de agosto, por ser el Día de la Virgen.
Así se llega a este momento, que habrá de reiterarse todos los 15 de agosto de cada año.

POR QUÉ PEREGRINAR A LA GRUTA DE LA VIRGEN
Varias personas fueron consultadas por ECOS REGIONALES, del por qué de su peregrinación…
Edgardo dijo estar allí “por una invitación que nos hicieron y como habíamos participado de otras peregrinaciones, nos pareció oportuno en esta ocasión acompañar a la gente de Andresito. Para uno ésta es una experiencia muy linda, muy renovadora, que nos ayuda a crecer en la fe”
“Somos creyentes y devotos de la Virgen, por eso estamos acá”, expresó Nelly. “Siempre es motivo especial estar frente a la Virgen”, acotó, agregando que su pedido fue “por la familia”.
María Julia indicó que “esto es para mi una cosa muy sagrada, creo en Dios, en Jesús y en la Virgen María y por eso todos los días rezo dos o tres veces el rosario. Me siento muy feliz por haber podido venir”.
“Para mi es algo muy grande haber participado de esta ceremonia”, manifestó Gregoria. “Siempre voy a todas las procesiones porque tengo mucha fe, además el Padre Gabriel siempre ha sido mi consejero. Me ha acompañado en los momentos difíciles y a esto lo hago también como forma de agradecimiento a ese acompañamiento que recibo”.
Adriana expresó a ECOS REGIONALES que su caminar hacia la Virgen “fue por una promesa que hice. Traje ese ramo de flores a la Virgen porque siempre está, siempre me ayuda. Una vez más le vengo a pedir pero también le vengo a agradecer”.
“He venido a ver la Virgen para agradecerle todo lo que nos da”, manifestó Elena. “También vine a hacerle un pedido, de salud principalmente”, afirmó.
Flora puntualizó que estuvo presente en la bendición de la Virgen “para agradecerle, porque he estado muy enferma y he tenido mucha fe. Eso ha permitido recuperarme y estar todavía con vida; por eso mi sacrificio de llegar aquí para agradecer”.
“No conocía este Altar y me pareció oportuno venir a acompañar a mis compañeras y a toda la comunidad”, dijo Teresa.
Selva destacó la satisfacción de “haber participado de esta procesión que es tan linda. Soy creyente y tengo fe, por eso vine, por eso estoy acá”, afirmó.

LEYENDAS

Los jóvenes Miriam y Sebastián se pusieron los anillos frente a la Virgen en señal de compromiso, en ceremonia que festejaron sus familiares.
La niña Carmela fue bautizada por el Padre Gabriel Rainuso en una emotiva ceremonia. Varios familiares de Andresito estuvieron presentes en esta jornada.
El “pozo de los deseos” fue abierto al final de la jornada en acto de gran dimensión espiritual, y el dinero que estaba en el lugar fue destinado al merendero de la Parroquia Nuestra Señora de Luján.