Raditop, promete un pensamiento iluminado

EMPRESAS JUVENILES DE DESEM JÓVENES EMPRENDEDORES

Horacio Oyhenard
Redacción

La Empresa Juvenil Raditop del Liceo Nro. 1 ‘Carlos Brignoni’ viene trabajando a buen ritmo de cara a la Expo Feria a realizarse el próximo sábado en la capital del país, además de cumplir con responsabilidad el proceso del programa.

LA EXPERIENCIA
Los jóvenes empresarios Lucrecia Chaves (Recursos Humanos) y Diego Carratto (Marketing) del Liceo Departamental Nro. 1, dialogaron con ECOS REGIONALES sobre esta experiencia.
Diego Carratto comenzó contando que “el grupo se ha sentido muy bien con el desarrollo del programa”.
“Esta experiencia está muy buena en sí. El viaje a la Jornada de Intercambio nos gustó mucho y nos permitió ganar una mención al Seguimiento del Programa”.
“El haber logrado la mención y haber pasado por la jornada con éxito, nos inspiró mucho, ya que nos demostró que veníamos en buen camino”, sostuvo.
Lucrecia por su parte indicó que la empresa “viene cumpliendo todas las semanas con las minutas y demás solicitudes, por lo que es bueno que reconozcan el trabajo que hacemos”.
Diego señaló que dentro de las tareas que se realizan están, “cumplir con las reuniones, el armado de la cartelera, la realización de todos los temas administrativos y ahora con la parte de producción”.
Lucrecia Chaves comentó que la experiencia en DESEM está muy buena. “Te ayuda a responsabilizarte y te da la oportunidad de conocer personas que jamás hubieras pensado que ibas a conocer”.
“Te muestra cosas que uno a esta edad no conoce, como el salir a buscar precios, dirigir una empresa, elaborar un producto y mucho más”.
Carratto apuntó que el proceso demandó tareas tales como “salir a buscar precios de insumos, coordinar el trabajo y ponernos de acuerdo en los temas que tratamos”.
“Al comienzo se nos hizo algo complicado el ponernos de acuerdo, ya que tuvimos varias diferencias a la hora de elegir el producto”.
“Por eso creamos la regla de que, cuando a alguien no le gusta algo, tiene que decir por qué y hacer algo que lo remplace o que sea constructivo”, apuntó el joven.
Según dijo Carratto ahí comenzó a generarse un diálogo más constructivo. “Nos ayudó mucho el haber aplicado esa regla interna”, expresó.
Lucrecia Chaves reconoció que por momentos sigue siendo complicado el ponerse de acuerdo. “No todos pensamos igual, pero lo bueno es que siempre se llegue a un punto en común, sin que se generen grandes discusiones”.
“Como en todos los casos también nos pasa que hay personas que nos son tan responsables como otras, o que no actúan igual en todas las oportunidades”.
“Por suerte hay mucha gente responsable en la empresa, lo que nos permite ir funcionando bien”, expresó la joven empresaria.
Diego sostuvo que en el tema de responsabilidad también se crearon reglas. “Tenemos reglas como el juntar veinte tapitas (materia prima del producto), por cada integrante de la empresa y cumplir con las reuniones”.
“El cumplir con esas reuniones demuestra responsabilidad, además de ser algo que nos controlan desde DESEM”, expuso.
La empresa trabaja con días y horarios establecidos para los integrantes del grupo, lo que permite que cada uno se vaya adaptando a las exigencias marcadas.
Lucrecia comentó que dentro de la experiencia está el haber aprendido a utilizar algunas herramientas. “Muchos de nosotros, y sobre todo las mujeres, nunca habíamos tocado un taladro u otras herramientas”.
“Cuando nos tocó la etapa de comenzar a producir, tuvimos que aprender a realizar el producto nosotros mismos”, explicó.
Carratto enfatizó en que, “hemos aprendido a realizar procedimientos que se realizan en las empresas reales, por nuestra parte”.
“Determinar el ‘punto de equilibrio’, el costo del producto, la financiación y demás, todo eso han sido cosas que hemos ido aprendiendo”, narró.
Lucrecia aseguró que esta es “una muy buena experiencia”.
“Al principio no creía que fuera a ser tan lindo el participar en el programa. Por eso cuando me preguntan siempre les digo que es una muy buena experiencia, sobre todo a las generaciones menores que nosotros”, afirmó Chaves.
Carratto subrayó que “al principio te parece que es mucho trabajo, que va a ser muy difícil, pero después que empezás a trabajar uno se va enganchando”.
“Cuando se llega a las etapas como la que estamos ahora de producción, es cuando la cosa se pone mejor”, aseveró el joven.

EL PRODUCTO
Diego Carratto informó que el producto que realizan está pensado como un material “ecológico”.
“No sólo buscábamos ayudarnos a nosotros, sino que también hacerlo con el medio ambiente”.
“Se trata de una lámpara con una pantalla hecha con tapitas y una madera de base”, expresó.
Lucrecia sumó diciendo que la elección del producto se dio debido al “Año Internacional de la Luz, por lo que surgió la idea de relacionar el producto”.
“Pensando en hacer algo ecológico que ayudara al medioambiente y con lo de la conmemoración del ‘Año de la Luz’, fue que surgió el producto”.
“La utilización de las tapitas es por lo ecológico y la lámpara es por la celebración”, detalló la joven.
Los empresarios pensaron en primera instancia en realizar un cajón con tapitas de refresco, pero desistieron debido a la gran cantidad de materia prima que les demandaría su elaboración.
En cuanto al proceso de elaboración del producto, Diego Carratto contó que surgieron problemas. “Nosotros en principio queríamos pegar las tapitas, pero nos pasó que la estructura no resistía mucho”.
“El pegamento con el tiempo se despegaba, lo que hacía que el producto no fuera bueno”.
“Con el tiempo, algunos compañeros se dieron cuenta que se podría hacer una estructura de alambre, lo que ayudaría a sostener las tapitas”.
“Como vimos que el alambre no se ve –sólo se ve apenas-, y hacía que el producto fuera más estable y permitiera pasar más la luz, fue que comenzamos a trabajar así”.
“Es bueno comentar esto, porque fue un desafío que se nos planteó y que supimos superar”, enfatizó con orgullo el empresario.
Carratto indicó que el haber dado solución a este ‘problema’, “dio mucha satisfacción al grupo”.
Dentro de los puntos fuertes, el joven sostuvo que el producto cuenta con la virtud de “que es ecológico, ya que se utilizan en él doscientas cincuenta tapitas”.
“Hay que tener en cuenta que una tapita demora cien años en degradarse, esto es un buen avance”.
“Además, en su función de velador es muy lindo de ver. Las tapitas dejan pasar la luz, lo que genera un muy lindo efecto”, comentó.
Diego apuntó que “el haber hecho este producto, también permite que otras personas vean que se pueden hacer cosas con elementos reciclados”.
“Que un grupo de jóvenes hayan hecho un producto con algo que tenemos todos, como son tapitas, da para pensar”, afirmó.
El producto se elabora con diferentes opciones de diseño y color. El cliente puede decidir algunos de esos aspectos.
La lámpara tiene un costo de $ 450, y puede variarse en esos detalles.
No obstante esto, los jóvenes aclararon que “todas (las opciones) quedan lindas”.
Según comentó Lucrecia, la venta del producto se tornó por momentos “algo complicada”.
“El retraso que tuvimos a la hora de ver que el producto quedara bien, nos llevó tiempo, lo que impactó en las ventas”.
“Además, todo ese proceso nos dio pérdida”, apuntó.

EXPO FERIA
Desde la empresa se venía trabajando en los últimos días para participar de la Expo Feria a desarrollarse este fin de semana en Montevideo
La creación de la mascota, el stand y la elaboración de productos para poder llevar y comercializar en la actividad, demandaban varias horas de esfuerzo de los jóvenes.

ESFUERZO
Diego Carratto hizo saber que debido a que no cuentan con Empresa Madrina, el grupo ha tenido que realizar diferentes beneficios y actividades para hacer frente a algunos gastos, incluso los del ómnibus que los traslada a las actividades como la Jornada de Intercambio o Expo Feria.
“Esto nos complica algo más la tarea, ya que además de producir, tenemos que preparar estos eventos, con el fin de recaudar fondos”, dijo Carratto.
Sobre la falta de Empresa Madrina Lucrecia Chaves informó, “no encontramos alguien que nos apadrinara”.
Diego hizo saber que han contado con el apoyo de algunas personas, “Ana Cabrera nos ayudó mucho para el primer viaje y parte del segundo con un monto de dinero importante, con lo que cubrimos el gasto del primer ómnibus”.
Lucrecia sostuvo que a la falta de Empresa Madrina también le vieron el lado positivo. “Como el esfuerzo es mayor, uno empieza a valorar más las cosas que logra”.
“Por otro lado está el hecho de que siempre estás pensando en no desperdiciar dinero, porque nos hace falta”.
“Incluso a la hora de hacer los beneficios, hay mucho compañerismo, ya que todos nos ayudamos entre todos y si uno no vende una rifa, hay otro que hace el esfuerzo y así”, subrayó Chaves.

SOCIAL
Diego Carratto afirmó que la actividad social de la empresa “es la parte más linda”.
“Es la que te llegan al corazón, te llena de emoción”.
“En el Día del Niño salimos a repartir juguetes por los barrios y fue muy gratificante”.
“Nosotros también íbamos parando y jugando un rato con los chicos, lo que nos hizo vivir muy lindas experiencias”.
“En el Jardín Nro. 41 también tuvimos muy lindas actividades, lo que nos ha dado muchas alegrías”, dijo.
Chaves sumó diciendo que “dentro del grupo había gente que nunca había pensado en juntar un juguete para regalarle a un niño, y gracias a esta actividad sí lo hicieron”, eso es un aprendizaje que no se olvida, dijo la empresaria.

LA EMPRESA
Director General: Miguel Carleo.
Asistente de Dirección General: Candelaria Figueroa.
Director de Marketing: Diego Carratto. Equipo: Joaquín Altamiranda.
Directora de Finanzas: Nazarena Molina. Equipo: Marcos Robledo.
Dirección de Operaciones: Gonzalo Acosta. Equipo: Valentina Abad, Micaela Suárez.
Dirección de RR.HH.: Lucrecia Chaves. Equipo: Micaela Bidondo, Natalia Gette, Antonella Suárez, Victoria Bula, Damián Matonte.
Directora de RRSS: Aldana Bogado. Equipo: Denisse Rodríguez, Rodrigo Umpiérrez, Soledad Santana.

Cotización de la Moneda

Compra Venta
43,05 45,55
0,20 0,50
7,20 8,90
50,30 54,30