Personajes del candombe se proponen dos desafíos para la lonja y madera local

WILLIAM RAMÍREZ Y JORGE CÉSPEDES PROCURAN LA REALIZACIÓN DE UN SHOW DE CANDOMBE LOCAL

ADEMÁS SE TRABAJA EN LA PROFESIONALIZACIÓN DE LA COMPARSA INTEGRACIÓN LUBOLA DE FLORES
Horacio Oyhenard
Redacción

El artista plástico y bailarín William Ramírez viene trabajando en la concreción de dos proyectos relacionados al candombe.
Junto a otros simpatizantes de esta cultura, Ramírez busca instrumentar un show de candombe con talentos locales, y que pueda ser realizado en diferentes actividades, y además pretende profesionalizar la comparsa que se ha formado –en su mayoría-, por gente de La Casilla e Ismael Cortinas.
Para lograr estos objetivos es que Ramírez viene trabajando, y para esto se ha valido de la asistencia del reconocido candombero Jorge Céspedes.

El artista plástico y bailarín William Ramírez informó detalles de este proyecto en el que viene trabajando junto a otros simpatizantes del candombe.
“Hace unos dos años que vengo con la idea de tener un espectáculo de candombe propio de Flores”, comentó.
Ramírez detalló que la idea es que, “ese espectáculo sea realizado y fomentado por gente local”.
“Pretendemos que sea un tipo de show que se pueda presentar en cualquier tipo de eventos, fiestas, eventos sociales, festivales y demás”, contó.
William informó que tiempo atrás le comentó sobre esta idea al reconocido personaje del candombe nacional Jorge Céspedes, para que le diera “una mano”, afirmando por otra parte, “me asombró al decirme enseguida que sí, que le gustaba la idea y me apoyaba para poder realizarla”.
“Si bien es un desafío en lo personal, una vez que me dijo que se sumaba, es una apuesta en la que lo arrastro a él, quien es una persona de gran trayectoria en el Carnaval montevideano, habiendo bailado con figuras como Martha Gularte, Rosa Luna, ‘Tina’ Ferreira, ‘Lola’ Acosta y además es sobrino de Lágrima Ríos”, apuntó.
Ramírez indicó que está contando “con el apoyo de Centros MEC Flores, donde realizamos los encuentros para llevar esto a cabo (Centro MEC del Centro Democrático)”.
El artista plástico y bailarín hizo extensiva la invitación a quienes quieran formar parte de esta iniciativa. “A todos aquellos amantes o personas que están vinculadas al candombe, a que se sumen a nuestras actividades”.
“Nos estaremos encontrando todos los sábados en la tarde acá en el Centro Democrático (planta alta), para lograr contemplar todas las ideas y sugerencias”, comentó.
William aclaró que esta es una parte del proyecto que tiene pensado, “ya que es un proceso al que le buscamos un buen final”.
“Por eso es que Jorge también está invitado a ser parte de la otra actividad que he venido pensando, la de potenciar la comparsa Integración Lubola de La Casilla e Ismael Cortinas”.
“Se trata de una agrupación conformada por mucha gente joven y de dos medios rurales, lo que más nos interesa”.
“Nuestra idea es que la comparsa deje de salir como una comparsa invitada, y que pase a ser una buena comparsa en competencia”.
“Cada año el Carnaval presenta más exigencias y hay que prepararse para la competencia”, afirmó Ramírez.
El artista y bailarín indicó que, “sería muy bueno que esta comparsa de medios rurales se presente con una propuesta más lograda y competitiva, pudiendo así salir a otros puntos del país, y no sólo se quede con un desfile en Flores”, señaló.
William marcó que desde la comparsa se viene trabajando arduamente en lograr estos objetivos. “Hay gente como Marisa Ramos que está trabajando mucho junto a un buen grupo de gente”.
“Fue con ellos que hemos pensado en darle esta proyección a la agrupación, buscando llegar a esa propuesta más profesional que tanto exige en todos lados”, dijo.
Ramírez aclaró que, “es una injusticia que de dos medios rurales tan chicos como son los lugares que integran la comparsa, se queden con la simple invitación, o el desfile a piso”.
“Creo que si ellos ‘se ponen’ las pilas, y sumando la experiencia de gente que pueda apoyarlos con voluntad, se puede lograr un buen proyecto”.
“Sólo resta que ellos pongan su parte para lograr que con personas como Jorge (Céspedes) se alcancen estos objetivos”, subrayó.
El artista y balarín local dejó en claro que, “ya se viene retrasado en el proceso de cara a profesionalizar la comparsa, pero por diferentes motivos no se pudo comenzar a trabajar antes”.
“Lo importante es que la gente se vaya juntando y se pueda comenzar a trabajar en esta propuesta”, puntualizó Ramírez.

Por su parte Jorge Céspedes se mostró muy optimista de cara a la concreción de estos proyectos. “Es algo que veo con muy buenos ojos, ya que el candombe es del Uruguay, y no sólo de Montevideo”.
“Por eso entiendo que este tipo de propuestas buscan fortalecer lo que se hace por el candombe en el Interior del país”.
“Sólo falta que la gente se ponga en la cabeza que el candombe también es de aquí, del Interior, lo que les permitirá ver las cosas con otros ojos”.
“La responsabilidad es de cada uno, y esa responsabilidad se pone de manifiesto con el trabajo, dejando aflorar sus raíces o esta cultura”, explicó.
Céspedes manifestó que, “el show que se busca concretar puede tener mucha proyección”.
El reconocido personaje del Carnaval montevideano indicó que, “por suerte en muchos lugares del Interior es poco el trabajo que hay que hacer para lograr buenas presentaciones”.
“Hay mucha gente que tiene mucho conocimiento o educación sobre esta cultura”.
“Lo único que falta es algo de experiencia, por lo que algunas veces es bueno que se busque eso”.
“Eso sí, el candombe, si no te nace, yo no te lo puedo explicar. Sí te puedo corregir, pero no explicar”.
“Lo que yo ofrezco son cuarenta y dos años de trayectoria en el candombe nacional, por lo que pongo a disposición lo que he aprendido desde mi raíz”, aseveró.
Jorge reiteró que, “lo que más falta en el Interior es que la gente se dé cuenta que el candombe también es de ellos”.
“Que no piensen que porque alguien viene de Montevideo va a tocar mejor que ellos. No, no chicos, acá pueden tocar a la par de la gente de la capital, porque también son uruguayos”, acentuó.
Céspedes dejó en claro que está dispuesto a trabajar en estos desafíos planteados desde Flores por William Ramírez. “Mi vida ha sido un desafío, y por suerte en esta temática cultural siempre he tenido puertas abiertas para ingresar en nuevos desafíos”.
“Con gusto pondré lo que tengo para indicarle a la gente –desde mi experiencia-, cuales son los mejores caminos”.
“Lamentablemente el candombe se está entrando a desvirtuar, y eso pasa también en Montevideo con comparsas que están agarrando la modalidad o están metiendo una mezcla de salsa, de toque brasilero y no es así. Lo nuestro es candombe uruguayo”.
“La mezcla de ‘yu-yu con mi-mí’, no es nada”, subrayó.
Jorge Céspedes invitó a sumarse a “la gente que asuma lo que está haciendo”.
“Lo primero que tienen que hacer es tener responsabilidad. Si se marca el ensayo a una hora, hay que estar, es como ir al trabajo”.
“Yo no voy a trabajar sólo cuando estoy bien, o cuando quiero. Esto es así, como un trabajo, donde todos ponemos nuestro tiempo”.
“Cuando uno dice voy a estar, hay que estar”.
“Si uno empieza a trabajar en coreografías o en el toque y la gente empieza a faltar, la cosa no fluye”, afirmó Jorge Céspedes.