La basura, un gran tema

En oportunidad de la reunión regional de Intendentes y Directores de distintas áreas, celebrada en Trinidad en el mes de diciembre, uno de los temas abordados fue el tratamiento de la basura, una problemática que, como todos sabemos, no involucra solo a un departamento y ni siquiera a un país. En muchas partes del mundo el problema de los residuos generados en los domicilios no ha tenido solución.
En ese encuentro de autoridades de gobiernos regionales, los Directores de Higiene coincidieron en los resultados satisfactorios del plan de recolección de residuos, con la utilización de contenedores.
Trinidad es un buen ejemplo en ese sentido, aunque cabe admitir que en este tema de la basura siempre hay algo para mejorar, comenzando por el comportamiento de nosotros mismos, los vecinos, que en ocasiones no tomamos conciencia de la importancia que tiene para la propia salud de la comunidad el buen destino que demos a los desechos domiciliarios.

Una información que proviene de la ciudad de Florida nos sorprende sobremanera
“Luego de varias denuncias, la intendencia de Florida decidió retirar las volquetas porque donde estaban se formaban basurales. Tras la fiesta de Navidad, el basural de Zufriategui estaba desbordado y tras la denuncia pública que realizó FloridAdiariO, la comuna dijo a medios nacionales que decidía el retiro de los depósitos para cambiar el plan de recolección”.
“En declaraciones a Subrayado (Canal 10) el Director de la repartición de Higiene, Daniel Dos Santos, afirmó que se resolvió retirar seis volquetas que se habían instalado en distintos puntos de la capital para que los vecinos depositaran sus residuos. El objetivo de la comuna era erradicar los basurales, pero lejos de lograrlo se crearon otros nuevos. Las autoridades constataron que los vecinos arrojaban sus desechos fuera de las volquetas, pese a que estas se encontraban vacías. Además, el jerarca dio a conocer un nuevo dato: cada dos o tres días debía actuar personal de Bomberos porque los vecinos prendían fuego para quemar la basura”.

Esta información nos apena y está señalando que estamos frente a un problema de conciencia grave, que contrasta con lo que está sucediendo en nuestra ciudad, donde percibimos que poco a poco se ha venido avanzando en cuanto a la responsabilidad de los vecinos frente a la disposición de la basura.
Esto indica que el proceso recorrido, de sensibilización primero y de práctica después, está dando resultados positivos, sin que ello signifique que ya no hay más nada que hacer en esa dirección. Todo lo contrario, el camino es largo en ese sentido, y habrá que seguir trabajando para contar con una ciudad cada vez más limpia.
La información que proviene del Departamento de Servicios Generales de la Intendencia de Flores precisa que todavía falta colocar 300 contenedores más, de los 500 ya existentes, para cubrir toda la ciudad de Trinidad. En el mes de marzo llegarán más de 160 y eso permitirá avanzar en la cobertura para que sean cada vez menos las bolsas de residuos que queden a la deriva.
Lo que sucedió en Florida, más allá del mal ejemplo, debe ser un motivo para reforzar nuestra responsabilidad en un tema que a todos involucra.