Mundos distantes: Milagros Sala y Leopoldo López

Una búsqueda de Milagros Sala, en la web de El Observador, no muestra ningún resultado. Pero si en el buscador se pone “Leopoldo López” obtenemos 50, todas notas de apoyo a López y/o críticas al FA por no asumir su defensa.

David Rabinovich
Columnista

El País del 16 de febrero titula: “Detuvieron a dirigente ultra K por acampar frente a gobernación” y a continuación afirma que “Milagro Sala, dirigente ultra kirchnerista y líder del movimiento indigenista Tupac Amaru, fue detenida en la provincia de Jujuy”.
Dos días antes el matutino titulaba: “Salida de Maduro calienta las calles” y en la entrada a la nota se lee que “Oposición llama a manifestaciones pacíficas mientras se discute cómo acortar el mandato”.

Por otra parte Telesur consigna una visión diferente: “Ya han pasado dos años desde que el dirigente de extrema derecha Leopoldo López, en compañía de los sectores más radicales de la oposición, llamó a sus seguidores a implementar “La Salida” con el objetivo de derrocar al presidente Nicolás Maduro”. (…).
La convocatoria hecha junto a voceros del sector más radical de la oposición, dejó la secuela de 43 venezolanos fallecidos y 878 lesionados. Sin embargo, para la oposición esta cifra representa poca cosa”. (…).
“Estos dos años han sido de arduas luchas para los familiares de los fallecidos y lesionados que decidieron conformar el Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado, instalado el 10 de noviembre de 2014, para mostrar al mundo la verdad.
Cada día deben ir en contra de todo el aparataje mediático nacional e internacional con el que cuenta la derecha para multiplicar su visión sesgada de los hechos violentos”.

Por otra parte la Wikipedia nos ilustra: “Milagro Amalia Ángela Sala (San Salvador de Jujuy, 20 de febrero de 1964) es dirigente de la Organización Barrial Túpac Amaru. Desde el 10 de diciembre de 2013, se desempeñó como diputada provincial en la Legislatura jujeña por el Frente Unidos y Organizados de Jujuy. Renunció en noviembre de 2015, tras haber sido elegida para una banca al Parlasur por el Frente para la Victoria”. (…).
“En 2013, Milagro Sala fue baleada en plena campaña electoral, junto a un grupo de militantes de su sector. El fiscal jujeño Aldo Lozano sostuvo que el ataque fue una “emboscada” que tuvo el objetivo de “matar”. Ese año pidió a la Justicia provincial que investigue si el senador radical Gerardo Morales obstruyó la investigación del ataque a balazos que sufrió la candidata a diputada provincial Milagro Sala.” (…). “El fiscal que investiga la causa, confirmó que los atacantes están relacionados con algunos funcionarios municipales de la capital provincial y eran utilizados como mano de obra para pintar paredes o pegar afiches de la UCR”. (…). “El esposo de Milagro Sala afirmó que uno de los detenidos presta funciones en la municipalidad de la capital provincial y que el senador Morales (Hoy gobernador y responsable de la detención de Milagros) dio a conocer los nombres de los agresores antes de que se levantara el secreto de sumario por parte de la Justicia, situación que los habría alertado y habría permitido la fuga de la mayoría de ellos”.

“En diciembre de 2015 la organización Túpac Amaru realizó un acampe en la plaza central de la capital jujeña en reclamo contra el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, por la continuidad de las cooperativas de trabajo. El 15 de enero de 2016, el gobernador le quitó a la organización su personería jurídica y le cerró sus cuentas bancarias con el argumento de que «cambiaron su objeto social”.
“El sábado 16 de enero de 2016, personal sin identificación de la policía provincial allanó la casa personal de Milagro Sala sin la presencia de ningún funcionario judicial, aunque sí de funcionarios del gobierno provincial. Sala fue detenida por «haberse alzado en contra de decisiones gubernamentales”. Luego, el fiscal de la causa expresó que Sala estará detenida “mientras se mantenga el acampe” y Milagro comenzó una “huelga de hambre”.

La organización construyó dos escuelas. Los trabajadores terminan sus estudios primarios o secundarios y obtienen títulos legales reconocidos por la provincia. Entre ambos colegios tienen 150 profesores, cuyos sueldos paga la organización. Los fines de semana los profesores realizan trabajo voluntario en los barrios más humildes de Jujuy. A las escuelas asisten jóvenes y adultos de 17 años en adelante. En el 2009 se matricularon 2500 alumnos. Además del programa de estudios se dictan tres materias obligatorias: “Autoestima”, “Historia y cultura de Jujuy y de los pueblos originarios» y «Lucha del movimiento obrero”. En dos centros de salud atienden 42 médicos y hay farmacéuticos, bioquímicos, y enfermeros. Funcionan una farmacia y un laboratorio. Adquirieron un tomógrafo y un mamógrafo.

En el barrio Túpac Amaru está el CEMIR (Centro Integral de Rehabilitación para personas discapacitadas) que fue construido en cuatro meses. Hay una plaza con juegos adaptados. El edificio es gratuito y abierto a la comunidad.
A él son derivados pacientes de los hospitales provinciales. Hay salas preparadas para diferentes discapacidades, un gimnasio acondicionado, pileta climatizada, una sala con cámara Gesell para que la usen psicólogos y psicopedagogos. Hay baños en distintas versiones y con variantes de protección, y salas con la acústica preparada para discapacidades auditivas. Compraron dos ambulancias de alta complejidad equipadas para el traslado y la atención de pacientes. La atención y los remedios son gratuitos. Se establecieron seis fábricas con fondos del Ministerio de Desarrollo Social que emplean a 600 ex desocupados. Todas ellas venden su producción al público. En el barrio Túpac Amaru hay una fábrica textil con 146 empleados. Hacen delantales blancos, acolchados y remeras por encargo. La Túpac Amaru creó una fábrica de bloques de construcción, con los que se ahorran buena parte de los costos de las viviendas.

Como cooperativa de vivienda, construyó ―con dinero del Gobierno Nacional para cooperativas de vivienda― un barrio de 1800 casas llamado “El Cantri de los Villeros” en el Alto Comedero, a 15 kilómetros del centro de Jujuy.
Todos los barrios tienen pileta de natación, cibercafé, telecabinas, minimercado y polideportivo con canchas de fútbol, básquet, hockey y rugby. En el Alto Comedero se ven las casas del barrio Túpac Amaru como hileras de cuadrados pintados con los colores de la tierra del norte argentino, celeste, amarillo, ocre, verde. En muchos tanques de agua se ve la imagen de Túpac Amaru.
Esas viviendas sociales que costarían a una empresa 130 000 pesos, a la organización le cuestan 86 700 pesos porque producen ellos mismos los bloques de cemento y las carpinterías metálicas son hechas en el taller metalúrgico. Las cooperativas de la Túpac Amaru construyen 200 casas populares en seis meses, mientras que a las constructoras privadas les llevaría dos años o más”.
“A partir de 2003 recibieron planes para la construcción de viviendas de 54 m², con dos habitaciones, cocina comedor, baño y lavadero. Cada casa cuesta 82 000 pesos y da empleo a cuatro personas ―contra 110 000 pesos y un empleo y medio cuando son construidas por empresas comerciales―. Desde entonces llevan levantadas 3800 viviendas”.
En resumen la “protesta social” puede ser muy distinta según quién la lidere y a qué intereses represente.