Propondrán a Intendentes refugio de murciélagos para combatir mosquitos

UNA INICIATIVA ADECUADA PARA ESTOS TIEMPOS

El Programa de Conservación de los Murciélagos del Uruguay, propondrán al Congreso de Intendentes, la posibilidad de instalar refugios artificiales para murciélagos, con el fin de “combatir” los mosquitos, en momentos que existe una gran y real preocupación ante la aparición de enfermedades como dengue, transmitidas por este insecto.
Francisco Connio
Redacción/Montevideo

El Zoólogo Enrique González, que integra este grupo de trabajo sobre murciélagos que funciona hace diez años en el Museo de Historia Natural, dialogó con ECOS REGIONALES, para contarnos detalles de esta iniciativa pero también informarnos más acerca de estos quirópteros, mamíferos vertebrados de mala reputación, en nuestro país.

“Los murciélagos son los principales consumidores de insectos voladores nocturnos; o sea que ni las aves, ni los reptiles, ni anfibios ni otros mamíferos cumplen con la función de los murciélagos de alimentarse de insectos voladores nocturnos, que incluyen a los mosquitos, pero también otros como cascarudos, polillas, etc., etc.”, dijo González.

Y es por eso precisamente que otros países del mundo, como España por ejemplo han puesto refugios artificiales para murciélagos en zonas verdes de algunas ciudades como método de control natural de las poblaciones de mosquitos “y les ha dado resultados” dice el zoólogo y agrega que en Estados Unidos por ejemplo, “en plantaciones ecológicas utilizan a los murciélagos poniendo refugios artificiales, como controladores de las especies que afectan a las plantaciones. En general son las larvas de las polillas y escarabajos voladores que ponen sus huevitos en las frutas o en los troncos y echan a perder posteriormente lo que sea”.

De todos modos González aclara que esta propuesta no es nueva, porque hace un par de años le plantearon a la División Sanidad de la Intendencia de Montevideo, la posibilidad de colocar una serie de refugios para murciélagos, en cuatro puentes del arroyo Miguelete. “Pero como era sobre el final del período municipal de Ana Olivera se diluyó y esperábamos retomarlo con el nuevo gobierno departamental. Cuando fue presentado hubo una gran aceptación y nos pidieron incluso que presentáramos un presupuesto; pero fue enviado muy sobre la fecha del fin de período anterior por lo que todo quedó en nada”.

“Ahora, como surgió todo este tema del Dengue, Zika y Chicungunya y toda esta historia… se nos ocurrió adecuado, plantearlo al Congreso de Intendentes, con el objetivo que en caso de ser aceptada la propuesta, nos permitiría realizar experiencias en distintos puntos del territorio nacional”. A juicio del experto en murciélagos “si se diera es muy importante, porque tendríamos no solo una muestra representativa sino distintas situaciones ecológicas. Además con la colocación de estos refugios, se podría experimentar en distintas ciudades tanto en áreas densamente urbanizadas, como en áreas más perimetrales de la ciudad, en áreas verdes, con y sin cuerpo de agua, como en parques. Entonces los murciélagos cuando se les presenta un refugio, con las condiciones adecuadas y seguro, normalmente la aceptan”.

Igualmente aclara que la respuesta no es inmediata, no es que se coloca el refugio y al otro día está lleno de murciélagos ni tampoco pueden llevar los murciélagos al refugio.
González explica que estos refugios son unas cajas de maderas con una serie de láminas en su interior, donde los murciélagos encuentran condiciones adecuadas para esconderse. “Sabemos que buscan mucho este tipo de refugios y de hecho, los encontramos en los cajones de las cortinas de enrollar, en los cielorrasos y en las casas de campo, cuando tienen quincho y le ponen chapas, se meten ahí. O sea que los murciélagos colonizan esos refugios artificiales y pueden ser utilizados para cierto control biológico de insectos”.

Insiste en que es incierto el resultado que podrá tener en nuestro país “porque no hay experiencia de este tipo” pero además depende de una serie de cosas, porque las condiciones climáticas y ecológicas para los murciélagos son todas diferentes. De hecho subraya que pueden ser ocupados ya sea en pocos meses o en uno, dos años; incluso puede darse que no sean ocupados nunca porque además depende de que esta hecho el mismo, si las maderas tenían algún producto químico para curarla, si estaban barnizadas o le metieron alguna pintura con olor, etc. O sea no se pueden hacer generalizaciones y hay que experimentar”.

Dijo que “sería bueno que en esta idea haya varias Intendencias como forma de obtener distintos contextos ecológicos en diferentes partes del país y además distintos tipos de refugios en diferentes condiciones”.

El zoólogo dice que no hay absolutamente riesgo y se adelanta en aclarar que ni siquiera las grandes cantidades de excrementos de murciélagos causarían inconvenientes porque también está previsto. “Planteamos la colocación de una bandeja inferior para recoger el guano que además es un excelente abono para las plantas lo que obtendría un beneficio extra de la presencia de los murciélagos en estos refugios”.

Finalmente aclaró que esta “no es la única solución ni exime tomar otro tipo de medidas contra los mosquitos”.

“Los murciélagos son un complemento ecológico, natural, que no contamina, extremadamente barato y monitoreable porque se puede saber qué comen los murciélagos a través del análisis que aparecen en las fecas. También proponemos monitorear y demostrar científicamente el efecto que estarían teniendo los murciélagos en los mosquitos” señaló.
Algunos datos
-En el mundo hay 1300 especies de murciélagos y en Uruguay hay 23 pero no hay un número especificado por ser imposibles su conteo.

-De esas 23, veinte comen insectos, dos comen fruta y uno, el vampiro (en Uruguay existe una de las tres especies existentes en el mundo), se alimenta de sangre.

-Para este experimento, se utilizaría refugios para murciélagos insectívoros, diseminados en determinadas zonas del país.

-Los murciélagos tienen dos tipos de ambientes; el de refugio y el de alimentación.

-En el primero se encuentra tanto en los ecosistemas natural es como en las ciudades y estas están llena de murciélagos aunque no se vean.

-En cuanto al ambiente de alimentación, como vuelan en todo el espacio aéreo bajo, es propicio para su alimentación pese a que cada especie tiene su alimentación específica y sus características ecológicas propias.

– Se aclara que si una persona o mascota llegara a ser mordido por alguna circunstancia, no es inminente que el mordido contraiga rabia porque están las disposiciones sanitarias, vacunas, etc., al alcance de la mano en cualquier centro de salud más cercano.