Nuevos ajustes fiscales: Preguntas y respuestas

ECONOMÍA

Cr. Juan José Panucci

Asesor Fiscal
Docente de Control Interno en la UDELAR
Docente de Tributaria en Instituto CPE

Un tema que no ha pasado desapercibido esta semana, ha sido el anuncio por parte del Gobierno de las nuevas medidas a tomar en materia tributaria, para palear el déficit fiscal que ya está sufriendo el país.
En el año 2007 se instauraba la Reforma Tributaria, la cual a lo largo de todos estos años ha sufrido modificaciones para lograr mayor equidad, eficiencia y estímulo a la inversión.
Sin profundizar demasiado en las modificaciones que ya todos conocen, se plantea un sinfín de preguntas con respuestas que lejos de evacuar las dudas, éstas se instalan y se aferran a una incertidumbre eco-nómica dejando un final abierto.

CAMBIOS EN EL IRAE
El Impuesto a la Renta de las Actividades Económicas (IRAE), grava las rentas empresariales.
El paquete de medidas proporcionadas por el Gobierno, proponen cambios que permitirá recaudar mayor impuesto, en desmedro de las empresas que verán un mayor costo impositivo a su actividad.

PREGUNTA. ¿Las empresas se quedarán de brazos cruzados viendo como su margen de utilidad se ve disminuido como consecuencia de sufrir mayores costos impositivos?
La respuesta podría llegar a ser un NO rotundo. Las empresas podrían optar por dos soluciones, o una conjunción de ambas:
*Mantener los precios, pero disminuir los costos para seguir manteniendo su margen de utilidad. Dentro de este recorte de costos podría llegar a efectivizarse despidos masivos de personal.
*Mantener los costos, pero aumentar sus ingresos para lograr seguir con el mismo nivel de utilidad. Esto implica una suba general de precios que haría que la inflación se dispare por encima de los dos dígitos.
Hay un cambio particular que perjudica a las sociedades personales que liquidan su IRAE con contabilidad suficiente. Dicha modificación es que no podrán deducir de sus rentas los sueldos fictos patronales por los cuales aporta al BPS.

PREGUNTA. ¿Qué harán aquellos socios que aportaban al BPS para tener una jubilación a futuro sabiendo que eso también implicaba una reducción impositiva?
Si bien es cierto que al menos un socio debe aportar al BPS, y que al menos lo debe hacer por un importe específico, tal vez, el resto de los socios que aportan al BPS, al saber que perderán el beneficio impositivo, decidan dejar de aportar, o comiencen a aportar por un importe menor.
Esto trae aparejado que el BPS recaude menos dinero con el cual cuenta para hacer frente al pago de las jubilaciones y pensiones. Quizá el BPS intensifique entonces, su propio déficit.

CAMBIOS EN EL IRPF
El IRPF Categoría II grava las rentas provenientes de trabajo (dependiente y/o in-dependiente). Existe un Mínimo No Imponible (MNI) hoy día unos $ 23.380 nomina-les, los cuales no tributan el impuesto.
Luego de ese importe, depende el nivel de rentas que tenga la persona para ver a qué tasas se encuentra gravado su ingreso.
El incremento a realizarse a partir del 1° de enero de 2017 (si se aprueba en el parlamento) sería:

Menos de $ 23.380: 0% incambiado
De 23.380 a 33.400: 10% incambiado
De 33.401 a 50.100: 15% pasa a 18%
De 50.101 a 167.000: 20% pasa a 23%
De 167.001 a 250.500: 22% pasa a 26%
De 250.501 a 384.100: 25% pasa a 29%
Más de 384.100: 30% pasa a 34%

PREGUNTA. ¿Si una persona con su nivel de ingresos no supera el MNI, debe preocuparse por este cambio?
Muchos se piensan que “zafan” y que el problema ya no les pertenece. Pero nada más lejos de la realidad.
Si esta persona es empleada de un patrón que tributa IRPF por servicios personales, o de un patrón que tributa IRAE, difícilmente logre ese aumento de sueldo deseado ya que su empleador pasó a tener una mayor carga tributaria y no querrá seguir incrementando sus costos.
O peor aún, si se plantea el peor escena-rio, tal vez sea enviado a seguro de paro. O directamente, estas personas que no superan el MNI, no podrán comprar mañana todo lo que hoy están consumiendo, debido a la inflación sufrida por la suba de precios que podrán optar realizar las em-presas para lograr mantener sus utilidades.

PREGUNTA. ¿Tendrán el mismo problema quienes tengan ingresos situados entre $ 23.380 y $ 33.400?
NO, ya que además, algo que se debe tener presente (y que se ha hablado poco) es que para el cálculo del IRPF, existen determinadas deducciones que se admiten descontar del mencionado impuesto.
La sumatoria de estas deducciones no se deducen en su totalidad, sino que se hacen en ciertas escalas (del 10% al 30%).
Pues bien, estas medidas planteadas por el Gobierno eliminan las escalas de deducciones, y fijan un porcentaje único a aplicar a la sumatoria de deducciones admitidas.

Ese porcentaje disminuye al 8%, lo que hace que por más que su tasa de renta del 10% no sufra aumento, deberá pagar más IRPF debido a que las deducciones admitidas se deducen en una menor proporción.

PREGUNTA. ¿Los trabajadores que obtengan ingresos superiores a $ 33.401, tienen además de los planteados, más perjuicios?
SÍ. Además de ver amenazada su continuidad bajo una relación de dependencia, de sufrir una inminente suba de precios, y de tener que tributar más IRPF por el cambio en el porcentaje de las deducciones admitidas, verá como las tasas que gravan sus ingresos fueron incrementadas de manera significativa.

PREGUNTA. Con estos cambios que castigan principalmente el trabajo, ¿realmente se hace pagar más al que más tiene? ¿O el que más tiene, tal vez no trabaje y viva de rentas provenientes de su capital?
De ser afirmativa la respuesta a esta pregunta, se estaría castigando principalmente a la clase trabajadora, dado que el capital es el factor que hoy día está sufriendo una menor carga tributaria con respecto al factor trabajo.

PREGUNTA. Siguiendo la línea que ha instaurado el Gobierno en la sociedad de “que pague más quien más tiene”, ¿es correcto pensar que quienes tienen ingresos de entre $ 33.401 y $ 50.100, pueden realmente hacerse cargo de ese incremento en el IRPF sin que repercuta de manera significativa en su nivel de vida?
Esta ya es una pregunta política y hasta filosófica, la cual cada uno tendrá su propia y fundamentada respuesta.

CAMBIOS EN EL IVA
Si bien a partir del 31 de julio de 2016, rige la reducción de 2 puntos del IVA para las compras con tarjetas de débito e instrumento de dinero electrónico, ahora, con las medidas planteadas, se pretende que a partir del 1º de enero de 2017, esa reducción sea de 4 puntos del IVA.

PREGUNTA. ¿Qué sucede con los pagos realizados con tarjetas de crédito?
Con la ley vigente Nº 19.210 de Inclusión Financiera, las compras de hasta UI 4.000 (aprox. $ 13.630) con tarjetas de crédito se benefician con una rebaja de tan sólo un punto del IVA hasta el 31 de julio de 2016. Luego de esta fecha, las medidas propuestas no contemplan mantener o aumentar un beneficio si se utiliza este medio de pago.

PREGUNTA. ¿Por qué por un lado se aumenta el IRPF y el IRAE, y por otro se disminuye (con ciertas condiciones) el IVA?
La economía es como un sistema de engranajes. Cuando uno se enlentece, el resto también lo hace, con lo cual hay que fomentar que otro engranaje se acelere para lograr que la economía no se estanque y siga, al menos, avanzando de manera lenta.
La población ya se ve inmersa en una recesión, que se incrementará con los aumentos de los impuestos a la renta. Las personas tendrán menos dinero para consumir, con lo cual, al bajar el IVA, se pretende que el consumo no se vea tan afectado y la economía, al igual que los engranajes, siga avanzando lentamente sin llegar a estancarse.
En conclusión, es un círculo vicioso difícil de salir. No se crea un nuevo impuesto, pero se incrementa la carga tributaria de los existentes, salvo el IVA, que para verse beneficiado, se debe consumir, gastar.
Tal vez ésta sea la única vez que escriba en primera persona, pero lo delicado del tema lo amerita. Dijera Mao Tse Tung, “les estoy señalando la luna, no miren mi dedo”. Es decir, no me juzguen por lo antes expuesto, simplemente intento plantearles preguntas cuyas respuestas no pretenden ser una verdad única, sino que pretenden plantarles la semillita de la duda, de la crítica, para que entre todos logremos esa equidad deseada.
Contacto: jjpanucci@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete el CAPTCHA * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Cotización de la Moneda

Compra Venta
43,05 45,55
0,20 0,50
7,20 8,90
50,30 54,30