Se terminó la tolerancia para los infractores

A esta altura de las circunstancias ya nadie en Flores puede desconocer que los plazos de tolerancia –o períodos de campañas educativas- para quienes infringen las normativas del tránsito han expirado.

Ya nadie puede desconocer que desde el 1ro. de junio dio comienzo la fiscalización de vehículos que transitan por la ciudad de Trinidad, en el marco de un operativo que está planificado no solo para recaudar –a través de las multas que se aplican a los transgresores de la norma-, sino para evaluar los conocimientos que poseen los conductores de todo tipo de vehículos. De hecho, conjuntamente con el trámite que se debe efectuar para gestionar la licencia de conducir, se dictan charlas informativas que sirven para “refrescar” una reglamentación amplia e igualmente compleja.
En estas ocasiones se ha demostrado por parte de la ciudadanía un gran interés, hecho que es una buena señal, probatoria de que se ha producido una sensibilización y toma de conciencia sobre lo que significa el manejo responsable, lo cual está asociado a la vida de quienes circulan por las calles de la ciudad.
Esta semana se agregó la iniciativa de la Comisión de Tránsito de la Junta Departamental, propiciando una charla de Educación Vial, con la participación de ediles y abierta a la comunidad en general, registrándose un buen número de vecinos interesados en recibir instrucciones por parte de especialista en el tema.
Son éstas actividades que contribuyen a sensibilizar, que se suman a las extensas campañas que se han llevado a cabo por parte de la Dirección de Tránsito, apoyada por otras instituciones sociales que también están preocupadas por los resultados que están dejando los reiterados siniestros que ocurren en la planta urbana y en las rutas nacionales.
Los números de siniestros de tránsito que arrojaron muertes y lesionados, que surgen de las estadísticas del año 2015 en nuestro departamento son realmente alarmantes, y eso se debe en la mayoría de los casos –tal cual se ha comprobado- a la imprevisión, a la irresponsabilidad, al descuido, pero sobre todo a la no atención a las señales de tránsito por parte de los conductores.
El solo hecho de pensar que la mayoría de los siniestros ocurridos en Trinidad han sido en calles preferenciales, en intersecciones que involucran a esas vías de circulación, está indicando que hay ahí puesta de manifiesto una conducta alejada de la responsabilidad.
Es hora de comenzar a analizarnos a sí mismo, para advertir dónde están nuestras fallas y a partir de allí comenzar a corregir errores que cometemos, quizá por exceso de confianza.
“No existe el conductor perfecto”, es el mensaje expresado en una de las diapositivas que se proyectan en las charlas para conductores que renuevan o gestionan por primera vez la licencia de conducir. Se trata de una manifestación clara, que debe contribuir con aquellos que circulan con un exceso de confianza que no debería existir.
Pero yendo al comienzo, todos tenemos que ser conscientes que el plazo de la tolerancia a los infractores ha culminado, por lo tanto la exhortación es a estimular la responsabilidad al máximo, porque esa es la única forma de bajar los índices de siniestralidad que se registran en el departamento de Flores, y por supuesto a nivel del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete el CAPTCHA * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.