Diputado Castaingdebat: “En el 2017 tendríamos que dejar de lado los temas personales para pensar en Flores”

El Representante Nacional por Flores Dr. Armando Castaingdebat opina que el 2017 tiene que ser el año “bisagra” para llevar adelante temas que son urgentes para nuestro departamento, entre ellos el problema que se ha generado con el servicio de agua potable. Opinó que para eso será necesaria la unidad del sistema político y de la comunidad toda, como lo han hecho en otros pueblos del país. Explicó sus diferencias con el Diputado del oficialismo (Ruiz) y dio sus puntos de vista sobre lo que significa en el Parlamento un legislador del Interior. Lo que sigue es lo sustancial de la entrevista con el Dr. Castaingdebat.

-Muchas cosas seguramente se pueden decir en un balance anual, pero ¿qué se puede rescatar de tu tarea cumplida en el Parlamento Nacional, que tengan directa incidencia en el departamento de Flores?
-Más que un balance anual prefiero decir, balance de tiempo de gestión, porque no hay que perder de vista que es muy difícil para un Diputado del Interior que no es del oficialismo lograr algo a nivel del Parlamento, donde hasta ahora en todas las votaciones el Frente Amplio ha usado las mayorías. Eso ha llevado a que una de nuestras mejores características –que es la de consensuar, dialogar, buscar entendimientos- no tengan ningún sentido, producto de que hasta ahora el Frente ha elegido gobernar con lo que venía armado, estructurado desde el Ejecutivo.
Creo que eso ha hecho mal al sistema político y le han hecho mal al país, porque nadie puede discutir que cuando las cosas se debaten, se enriquecen, lográndose con ello un mejor final.
Mucho más cuando el apuro ha llevado a votar cosas inconstitucionales, o hacer cosas que después nos arrepentimos.

-¿Qué cosas, por ejemplo?
-Hoy tenemos a ALAS-U, pero también toda la historia del FONDES, por ejemplo, lo que nos lleva a pensar que si se hubiera hecho con más tiempo, con más consenso, a través de este buen instrumento se podrían haber logrado cosas.
Entonces, en primer lugar reconocer que es muy difícil para un Diputado del Interior, de la oposición y con características que no son las de pelear, poder lograr cosas.
Lo que sí es cierto que en diciembre del 2016 hay un quiebre en esa realidad y esperemos que por el bien del sistema político, por el bien de la democracia, comience una etapa de entendimiento; mucho más en un año especial, donde tendremos que discutir un nuevo presupuesto. La pérdida del voto 50, o la duda de llegar a la mayoría en la Cámara de Diputados, puede llevar a que podamos intercambiar y enriquecer posiciones.

-¿Entonces?
-Donde hemos podido actuar es a nivel de Comisiones. Ahí nos hemos sentido cómodos; este año nos tocó presidir la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca y logramos aplicar esa teoría de consensuar, de discutir los temas y la realidad es que habiendo tres integrantes del Frente Amplio en la misma, desde la oposición se aprobaron leyes o desenterraron leyes que hace mucho tiempo se discutían y no avanzaban para su aprobación.
Producto de ese consenso –algo relacionado con el abigeato, a colonización y a otros temas- es que se ha podido avanzar. Al mismo tiempo, tuvimos la posibilidad de trabajar a nivel del Parlatino, tocándome presidir la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca del Parlamento Latinoamericano, que es otro espacio diferente a lo que es la actuación diaria en el Parlamento Nacional.
En otro sentido, somos a veces el nexo del Intendente y del gobierno departamental de algunas cosas en Montevideo, producto de ese relacionamiento que habíamos logrado durante diez años, y además teniendo en cuenta que no hemos podido coordinar con el Diputado oficialista. Hemos sido un poco el nexo de algunas inquietudes de la Intendencia a nivel de Ministerios, Directores de Entes y demás.
Esa ha sido la tarea.

-¿Cómo te sentís realizando la tarea legislativa en esas condiciones? ¿Te sientes útil políticamente?
-Todo está en encontrar el nicho y mi formación de Veterinario me lleva a que me tenga que rodear de Abogados, de gente especializada en lo que es redacción de leyes o interpretación de algunas leyes que hay que aggiornarlas. Por ejemplo, en el área de Deportes –que integramos la Comisión- hemos presentado algún proyecto de ley.
Respondiendo a la pregunta concreta, hay que reconocer limitaciones para poder suplirlas mediante el asesoramiento de calificados técnicos. Indudablemente que quien estuvo 10 años en una tarea ejecutiva es muy difícil sentirse cómodo en una tarea legislativa y desde el lado de la oposición. Muy diferente sería poder estar del lado del oficialismo, donde desde ahí estaríamos todos los días tratando de conseguir cosas para el departamento. Pero así y todo, usamos esa historia de entendimiento con diferentes actores políticos del gobierno, para poder dialogar procurando conseguir cosas para nuestro departamento, que en definitiva es el objetivo. Nosotros no podemos renunciar a lo que hizo la gente, que es la que nos puso en este lugar y a ella nos debemos.

-¿No es hora de mancomunar esfuerzos, incluso con el Diputado oficialista, para que Flores comience a tener su peso político a nivel nacional?
-El haber estado 10 años como Intendente y haber tenido que convivir con un gobierno que no era de nuestro partido político, nos llevó a tratar de aprender y entender cuál es la mejor forma de conseguir cosas para nuestro departamento. Así fue que durante 10 años –con Fernando Longo primero y con Guzmán Pedreira después- dejamos de lado el tema político electoral y nos pusimos a trabajar juntos por el departamento.
En esa línea, si no fue en la primera sesión fue en la segunda, le planteamos a Federico (Ruiz) el poder trabajar en conjunto porque él es el representante del Poder Ejecutivo en el departamento de Flores, pero entendió que no. Sus palabras fueron que no quería que le pasara lo mismo que a Fernando (Longo) y a Guzmán (Pedreira), entendiendo que no fueron reelectos por haberse pegado al gobierno departamental; que sus aspiraciones pasan por ser Intendente de Flores y que en su estrategia política aquello no le convenía. Le dije que no era momento de anteponer los temas personales frente al bien común del departamento, y bueno… hace un año y medio que no hemos podido encarar nada en conjunto.
El colmo del papelón final fue cuando el Consejo de Ministros, que en vez de habernos podido juntar todos los sectores políticos, todas las fuerzas vivas e ir con un planteo único, aunque no estuviéramos de acuerdo, tuvimos la infeliz idea de plantearle a cada Ministro que uno quería blanco y el otro quería negro. ¿A qué llevan esas cosas?, a que no se consiga ni blanco ni negro. Estoy hablando, por ejemplo, del Liceo Nro. 3 para Trinidad y del Gimnasio del Liceo.
Creo que los años dan determinada madurez política y aspiramos que todo vayamos aprendiendo, y que por el bien del departamento podamos trabajar en conjunto, pero no de la boca para afuera, sino trabajar en serio, porque eso fue lo que le planteamos a Federico (Ruiz) desde el primer día.
Creo que tendríamos que dejar de lado los temas electorales y personales para pensar realmente en el departamento. Eso la gente lo va a laudar en su momento, y así como nos pone en determinados lugares, si no le gusta como actuamos, ella misma nos saca de esos lugares. Así de claro.

-¿El Consejo de Ministros reunido en Juan José Castro fue una instancia desaprovechada?
-Creo que sí, que se desaprovechó esa instancia. Después de los Ministros y el Presidente de la República ya no queda nadie con quien hablar. Creo que se perdió la oportunidad de hacer planteos concretos, consensuados.
Para hacer un planteo es fundamental saber la opinión del gobierno departamental; después los Ministros y el Presidente se van y los vecinos y las instituciones al primero que le van a golpear la puerta es al Intendente. Entonces, para mí era fundamental el podernos sentar a conversar.
Pongo el ejemplo del Liceo Nro. 3, no por capricho de los Diputados, pero bien que la comunidad educativa podría haber consensuado con todos y no lo hicimos. Por eso pienso que en cierta medida no se aprovechó bien esa instancia.
Después leía algunas cosas que se atribuían algunos con la venida del Consejo de Ministros…

-Es necesario ser más explícito, ¿qué quieres decir con eso?
-Claro, hacía un mes antes de la reunión del Consejo de Ministros que el Intendente Fernando Echeverría había arreglado con el Ministro Rossi que se iba a arreglar la Ruta Pesada. A veces no hay que estar mirando cómo se saca un pequeño rédito político, sino cómo logramos cosas para el departamento.
Hoy tendríamos que estar viendo, por ejemplo, que ojalá la OPP de la Ruta 14 siga para adelante; cómo vamos a manejar el impacto que eso va a tener en nuestro departamento; qué cosas le podemos pedir al Ministerio que agregue. Esas son conversaciones que nos tenemos que dar todos en conjunto.
Perdimos una oportunidad muy buena con la Pista de Atletismo, en eso perdimos el tren, ojalá que el Diputado del oficialismo tenga la fuerza suficiente para revertir esa situación. Yo hice lo que pude, pero demostramos también que cada uno está por su lado.
No es lo mismo que vaya A solo, que vaya A, B, C y todo el abecedario a pedir una cosa por el departamento. Me pongo del otro lado, si veo a una comunidad que está unida, que lucha por lo mismo, capaz que me hacen cambiar la opinión que yo tengo.
Han pasado casi dos años, pero esperemos que el tiempo nos enseñe a todos para poder hacer algo en este tiempo que queda por el departamento.

-En resumen, ¿cuáles serían a tu juicio los grandes temas de Flores, que deberían ameritar la mayor atención del sistema político?
-Flores se logró consolidar en algunas cosas a nivel nacional que habría que hacer lo imposible por continuarlas. Nuestro departamento era tomado como referente en políticas deportivas; afortunadamente, luego de luchar 10 años vemos que cristalizó nuestra inquietud y deseos que Flores sea incluido en Un Gol al Futuro, un gran logro.
En esa línea Flores tiene mucho para trabajar; es verdad que en la vida a veces lo más difícil no es llegar a determinado lugar, sino mantenerse. Pero creo que tenemos material humano para poder seguir consolidando a Flores como referente en políticas deportivas.
Por otro lado, nuestro departamento ha sido también tomado como referente en políticas medioambientales; el otro día algunos de los que participaron en el Consejo de Ministros fueron a ver el proyecto del Vertedero; eso lo comenzamos tímidamente y pese al avance que ha tenido se pueden dar más pasos.
Flores demostró en un plan piloto, cómo se les encontraba una solución a problemas que en otros lugares no sabían cómo hacerlo.
Logramos posicionar a nuestro departamento en un lugar de destino turístico; a lo que sin lugar a dudas contribuyó la quijotada que pudimos hacer con el Geoparque a través de la UNESCO. Hoy Fernando (Echeverría) en cada lugar lo manifiesta, en el marco de esa lucha por seguir avanzando en eso.
Pero también en Flores tenemos algunas cosas urgentes; tendríamos que estar todos luchando para que el tema de OSE sea realidad, un asunto que viene desde varios presupuestos, que está definido hace muchos años, pero siempre lo van postergando. Se va postergando porque la sociedad en su conjunto no se revela, como sucede con otros pueblos que se movilizan para lograr sus cosas y pasan de estar quintos al primer lugar para ser atendidos por el Estado.
El tema vivienda es otro; hay políticas muy buenas en esta área que se han llevado a cabo y que hay que seguirlas, porque no se soluciona solo con la Cartera de Tierras.
Por eso insisto con que hay que conocer más la realidad, no faltarle el respeto a la gente que durante muchos años ha trabajado mucho antes que nosotros llegáramos a la Intendencia. Hay diagnósticos que ya están hechos, otros son fenómenos nuevos que hay que estudiar en forma diferente. Por ejemplo, nos tendríamos que poner a reestudiar el Plan de Ordenamiento Territorial y preguntarnos si lo realizado responde realmente a las necesidades de nuestra ciudad. Para eso hay que sentarse en torno a una mesa.
Pero esas cosas necesitan consenso político, mucho más ahora que estamos a tres años de las elecciones. Por eso creo que este 2017 tendría que ser un poco bisagra para logar algunas de esas cosas.

“Dejamos pasar una oportunidad muy grande”

-¿Cómo ves al país?
-No como me gustaría. Creo que como país dejamos pasar una oportunidad muy grande. Estoy convencido que muchos de los problemas de este país tienen su origen en la pérdida de familia, en la pérdida de valores, en la pérdida de educación.
En este país a nuestra generación la formó y la moldeó la Educación Pública, y todos nosotros le debemos gran parte de nuestra vida a eso, y hoy esa Educación Pública no está teniendo el peso que tuvo en la historia de este país que se caracterizó por su gran clase media, donde no había grandes diferencias sociales, donde no había un quiebre tan acentuado como hay hoy.
Me preocupa haber dejado pasar una bonanza económica; hoy seguimos con luces amarillas prendidas por todos lados. Un partido de gobierno que está preso de sus discusiones internas y no es el mismo Dr. Tabaré Vázquez que fue en el primer período; un partido de gobierno que ya está preocupado por las candidaturas porque no tiene un candidato natural.
Por otro lado, una oposición que tiene grandes posibilidades de acceder al gobierno, pero creo que le falta organizarse en determinados temas país; es decir, buscar consensos.
Nos queda este año para ver si somos capaces –nosotros como oposición- de convencer en una elección que se va a definir por un margen muy pequeño. En el 2018 estarán las cartas pensando en la Interna, pero todavía estamos lejos, pero con un adelantamiento brutal en todos lados, desde presidencia.

-También en el Partido Nacional…
-Por supuesto. Tengo la fortuna de pertenecer a un grupo que tiene un candidato consolidado, con sus virtudes y con sus defectos. Estamos seguros que Luis (Lacalle Pou) va a ser el candidato del Partido Nacional; lo que está haciendo Jorge Larrañaga creo que le hace bien porque la historia ha demostrado que los blancos no podemos estar solo en una columna…

“Voy a seguir donde la gente me ponga”

En Flores, los peores momentos de guerra política ya pasaron, más allá que por estrategia electoral eso no conviene. En lo personal no es momento de hablar de candidaturas, ya llegará el momento de sentarnos con Fernando (Echeverría) para ver cómo sigue este grupo departamental.
Pero lo primero que tenemos son las Internas, que es la oportunidad para cualquiera que quiera estar en política de marcar, para saber si se tiene o no se tienen votos. Después recién hay que hablar de candidaturas.
Yo voy a seguir en esto, voy a seguir donde la gente me ponga. Hoy ya sé que voy a seguir en política, con la prioridad puesta en mi departamento. Tengo muchas cosas para darle a mi departamento, me siento con ganas, con capacidad, con fuerzas para seguir aportando cosas desde el lugar que sea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete el CAPTCHA * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.