Por primera vez en el ‘Festival del Lago’ se podrá volar en ‘paratrike’

UNA NUEVA ALTERNATIVA PARA CAMBIAR EL PUNTO DE VISTA DE LA FIESTA

Horacio Oyhenard

Redacción

Ayer jueves llegó al predio del ‘Festival’ el mercedario César Burgos, responsable de ‘Del Hum Parapente’.
Burgos es instructor en este tipo de ‘aparatos’, y busca que el público pueda disfrutar de una vista diferente del evento.
César arribó al lugar con un ‘paratrike’ , el cual se vuela con un ‘parapente’.
El ‘paratrike’ cuenta con ruedas, que le permite ‘carretear’ para darle así ‘vuelo’ al ala plegable del cual dispone.
Burgos nos contó que “el perfil alar” del ala plegable es diferente al de paracaídas. “Éste difiere en que el paracaídas sólo tiene sustentación en la bajada, el ‘parapente’ puede subir sin motor ni nada”.
“Éste tiene la condición de subir por el perfil alar que tiene”.
“Uno se puede largar -como lo hacen en Brasil-, de doscientos o trescientos metros y en cuestión de quince minutos estar a dos o tres mil metros de altura”.
“Su perfil alar permite que suba o mantenga, algo que no logrará nunca el paracaídas”, afirmó.
César comentó que “en corrientes térmicas” se logra mucha altura. “Cuando se vuela sólo con parapente se necesita de las corrientes térmicas, con el motor es diferente”.
“El ‘parapente’ lo que nos permite es que si uno está volando acá puede utilizar los ‘tornos’, que son carretes de pila con un freno de disco”.
“Esto hace que pueda ser remolcado como una cometa, lo que hace que el aparato vaya subiendo, cuando llegás al fondo de la pista uno larga a través del ‘suelte’ lo que hace que uno tome vuelo libre”.
“A taves de un variómetro uno puede buscar las corrientes térmicas, y cuando pita este aparato uno sabe que ahí puede buscar la mayor ascendencia”, expuso.
Sobre el equipo con el que arribó al predio del ‘Festival’ Burgos nos contó. “Este aparato con motor lo que nos da es la oportunidad de andar mucho rato a baja altura, porque la altura la da la aceleración del motor”.
“La altura que uno quiere ganar o bajar la da a través de ese motor. Si yo acelero despego y después hago que gane altura”.
“Acelerando a fondo se despega, después cuando se llega a cincuenta metros, se nivela y se afloja el motor para poder pasear estabilizados”.
“Si uno le resta motor el ala planea y permite descender, si quiero que suba acelero y lo hace”.
“Lo bueno que tiene el motor es que uno puede ir para un lado o para el otro, no necesita de las corrientes”, nos contó. Cuanto menor es el viento, mejor es para este aparato.
Según nos informó el piloto, para el carreteo el dispositivo necesita de una pista de veinte o treinta metros, según la carga que lleve.
“Hay que procurar que para delante esté ‘limpio’, por si ocurre algo se pueda aterrizar”.
“Esos son temas de seguridad que hay que tener en cuenta”, sostuvo.
El ‘paratrike’ tiene la posibilidad de llevar a un pasajero, además de su piloto. Soporta hasta cuatrocientos kilos de peso total.

EL VUELO
César Burgos estará realizando vuelos durante el fin de semana en el lugar (cerca del ruedo de jineteadas).
El costo del servicio de vuelos panorámicos es de $ 1.000 los diez o doce minutos de vuelo.
Pueden volar en este aparato cualquier tipo de personas, con edades desde niños hasta muy mayores. Puede ir un niño con su padre.
Sólo necesitan ganas para volar.
Cabe destacar que este es un emprendimiento privado, por fuera de las responsabilidades de la organización de la fiesta.

UNA GRAN EXPERIENCIA
En la tardecita del jueves pudimos disfrutar de este servicio, lo que nos permitió gozar de una gran experiencia.
Así logramos algunas tomas diferentes del predio del ‘Festival del Lago’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete el CAPTCHA * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.