“La violencia de género se da en todos los extractos de la sociedad, sin excepción… no discrimina clases sociales”

CON LA Dra. VALENTINA MACIEL, INTEGRANTE DE LA COMISIÓN DEPARTAMENTAL DE LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

En este último tiempo, como quizá no había sucedido antes, los medios de comunicación se han referido a lamentables hechos de violencia de género, que se han dado en diversos puntos del país. Esos sucesos, que han tenido por lo general como protagonistas a ex parejas, han dejado víctimas o lesionadas graves, lo cual afecta a todo el ámbito familiar, pero también impactan fuertemente en la sociedad. La Dra. Valentina Maciel Pérez, por su condición profesional está muy cerca de esta problemática. En representación de la Intendencia de Flores integra la Comisión Departamental de Lucha contra la Violencia de Género, la cual está constituida por diversas instituciones públicas. Esta Comisión es la que fija las políticas y las estrategias a desarrollar en nuestro departamento en torno a esa seria problemática social. Con la Dra. Valentina Maciel dialogamos sobre la multiplicidad de aristas que tiene el tema de la violencia.
-¿Qué sensaciones te provoca esta continuidad de hechos de violencia de género, ocurridos en distintos lugares del país y que han tenido tan dolorosas consecuencias?
-Estos son, sobre todo, momentos para reflexionar, para decir cómo hay que seguir trabajando en este tipo de situaciones y para analizar cuánto queda por hacer en este proceso. Nosotros llamamos proceso a ese conjunto de pasos que están destinados a un fin, a un objetivo específico.
Dentro del objetivo fundamental de la Ley 17.514 del año 2002 está el erradicar la violencia de género, y en este proceso que llega al 2017 –en el que estamos actualmente- queda mucho por hacer, por lo que hay que asumir mucha responsabilidad y compromiso por parte de las instituciones que a diario trabajan en este tema. Porque siguen reiterándose situaciones en las que se pierden vidas humanas, y más allá de la vida como derecho fundamental consagrado en el artículo 7mo. de la Constitución, está lo que se genera alrededor de esa pérdida, en la medida en que muchas veces hay hijos menores que quedan huérfanos. Es decir, hay situaciones emocionales, psicológicas, económicas que hacen que la problemática no solo pase por la pérdida del ser humano.

-¿Qué hacer entonces?
-Debemos hacer muchísimo más hincapié en lo que es informar, sensibilizar, concientizar y aportar los valores que realmente nacen y hacen a la persona, y al respeto de los derechos de cada ser humano; el derecho a la vida, el derecho a la integridad, a la integridad física, psíquica y emocional.
Ahora bien, ante una situación de violencia ¿esa persona habrá hecho la denuncia, se habrán tomado las medidas cautelares, de las que muchas veces hablamos? O sea, la persona queda desprotegida al no denunciar este tipo de situaciones.
Entonces, hay que hacer varias lecturas de esto; lo primero es afianzar lo que es sensibilizar e informar a todas las franjas etarias, desde los más pequeños a los más grandes, para que sepan dónde tienen que recurrir en caso de violencia de género. En segundo lugar, la importancia de la denuncia, la importancia que sean terceros los que ayuden y colaboren en este tipo de situaciones para que la persona, debidamente asesorada, pueda salir adelante. Me refiero a las medidas que competen específicamente al Poder Judicial, con las connotaciones del artículo 10 de la Ley 17.514.

-¿Cuáles medidas, por ejemplo?
-Como medida fundamental la prohibición de comunicarse, entrevistarse, relacionarse con la persona contra la que se aplicó la denuncia. Medidas cautelares o de protección, como por ejemplo, el retiro del hogar del agresor para interrumpir ese ciclo de violencia que se ha generado.
Muchas veces pasa que la víctima sale del hogar debido a la situación de violencia que se ha generado, y la Justicia lo que hace es el reintegro de esa víctima al hogar.
También la disposición de otro tipo de medidas de protección. Ha comenzado a implementarse en nuestro departamento –y es importante que la ciudadanía esté en conocimiento- el sistema de las tobilleras electrónicas.

-¿Cómo se instrumenta y ejecuta ese dispositivo?
-En este caso es el Poder Judicial quien tiene la potestad, dentro del elenco de las medidas cautelares, de aplicar el artículo 10 de la Ley 17.514, que habla que el Juez podrá disponer de programas de rehabilitación para el agresor y dentro de ellos está justamente el de las tobilleras electrónicas.
La disposición corresponde el Poder Judicial pero la ejecución y monitoreo de ese programa está a cargo del Ministerio del Interior. Es decir, que hay medidas vigentes para proteger una situación de violencia de género.
Estamos hablando de la dignidad de la persona que es un derecho intrínseco que tenemos los seres humanos. Por tanto este es un llamado de atención de lo que está pasando.
Ahora que estamos en los albores del 8 de marzo, Día de la Mujer, con todo ese proceso que lleva adelante por la conquista de sus derechos, y el llamado de atención a todas las instituciones de cuánto más tenemos que trabajar las instituciones para tratar de evitar la violencia de género. Que las leyes sean realmente ejecutadas y que la sociedad en su conjunto tenga conocimiento de sus derechos, para poder denunciar y así proteger su dignidad.

-¿La Justicia está actuando con la firmeza de vuestras expectativas?
-La Justicia realiza su trabajo una vez que toma conocimiento de una denuncia. Es decir, la Justicia opera una vez que la denuncia esté efectuada, y además existen técnicos, que son Asistentes Sociales, Psicólogos, que cooperan dentro de la Justicia para que todo ese proceso pueda llevarse a cabo.
Lo que es resorte de la Justicia es resorte exclusivo del Poder Judicial, obviamente, pero es cierto que en cada institución hay un protocolo de actuación cuando existe una denuncia, ya sea en ANEP, en Salud Pública y en otros organismos.
La Justicia actúa cuando toma conocimiento de la denuncia. Por eso es que se hace tanto hincapié en que todas las instituciones tengan la información, el conocimiento, para poder de alguna forma sensibilizar y así canalizar las potenciales denuncias para que la Justicia tenga la intervención necesaria.
De ahí la importancia de denunciar…

-¿Qué pasa con el agresor desde el punto de vista de su rehabilitación?
-Cuando se hace una denuncia no solo la ayuda es a la víctima, sino también al agresor a través de programas específicos. Los mismos se van a ir implementando poco a poco en nuestro país, y en Flores precisamente, porque de la situación de violencia siempre hay una salida.
Para eso tiene que haber contención técnica suficiente para poder transitar ese proceso; tanto para la víctima como para el agresor tienen que haber programas mucho más contundentes para poder salir de esa situación.

-¿En Flores se están recogiendo resultados exitosos de la tarea que están desarrollando?
-En nuestro departamento está trabajando la Comisión Departamental de Lucha contra la Violencia de Género, la que está integrada –por el artículo 18 de la Ley 17.514- por representantes de instituciones, tales como Ministerio del Interior, Intendencia, MIDES, Salud Pública, BPS y otras que de alguna manera están trabajando en el tema de la violencia.
Esta Comisión tiene reuniones mensuales en las cuales se crean las diferentes políticas y estrategias para ir erradicando la violencia de género. Existe sí un avance, porque, desde el momento en que hay diversas instituciones trabajando, el conocimiento es mucho mayor. Y si bien es cierto no se tratan en ese ámbito casos específicos, sí se tratan situaciones en general que se viven.

-¿Existe un plan para el año 2017?
-Ya hay un plan para el año 2017 creado por la Comisión, pero será responsabilidad de la misma darlo a conocer más adelante; yo solamente soy representante de la Intendencia Departamental en ese grupo de trabajo.
Lo que puedo decir es que hay aportes de todos; por ejemplo el BPS con los subsidios que da a aquellos menores que han quedado huérfanos por causa de la violencia de género; también hay programas habitacionales a los que la persona víctima de violencia puede acceder. O sea, cada institución tiene no solo sus protocolos de actuación, sino también especificaciones para tratar el tema de violencia de género.

-Violencia de género que no está ajena a todas las manifestaciones de violencia que se están dando en distintos ámbitos…
-Es como decía antes, en todos los ámbitos se ha potenciado el tema de la violencia. Hablamos de violencia de género, que es mucho más que la violencia doméstica.
Si bien es cierto que la Ley del año 2002 es de violencia doméstica específicamente, decimos que hay violencia más allá de lo que es la intimidad de un hogar. Hay violencia en los espectáculos deportivos, hay violencia en el ámbito laboral donde hay leyes con respecto a eso.
Pero la violencia en sus diferentes ámbitos de expansión, de alguna manera se está tratando de controlar con una legislación adecuada y con otras herramientas que ayudan a evitar esas situaciones.

-¿Están todas las herramientas tanto legislativas como de protocolo, capaces de lograr los resultados exitosos esperados?
-Hay que seguir trabajando, hay que seguir legislando más allá que existan los instrumentos legales. Todo es muy dinámico y hay que adecuarse a las realidades, por eso creo de la importancia de las instituciones que trabajan con el tema de la violencia y su permanente contacto con los legisladores para poder sancionar y promulgar leyes que estén acordes con cada uno de los casos que se producen.
Pero insisto que sensibilizar, concientizar e informar son caminos a seguir para que todos valoremos en su real dimensión el respeto de los derechos, porque vivimos en una sociedad donde la convivencia debe ser lo más pacífica posible.

-¿Por qué a nivel personal tomas con tanta dedicación y pasión este tipo de problemática social?
-Porque desde muy pequeña me agradó el trabajar por la sociedad y por las personas que de alguna manera están afectadas por situaciones de violencia de género. También pienso que merecen atención las personas que están privadas de libertad; es uno de los temas de Derecho que más me apasionó cuando comencé a estudiar y quiero seguir haciéndolo porque me enriquece como persona. Me enriquece el ver que estoy aportando a la sociedad, aunque sea mínimamente.

-¿Cuántos riesgos se asumen en esta área tan delicada?
-En primer lugar, hay que saber escuchar, porque cada persona viene con una situación de violencia que es particular, diferente a otras. La idea es saber escuchar para darle a esa persona el asesoramiento que realmente necesita en ese momento.
Por otro lado, tener en cuenta que estamos hablando de situaciones de violencia que muchas veces están muy contenidas, con un alto sentido emocional.
No hay que olvidar que se está muchas veces denunciando a la persona que quisimos, a la persona que está en nuestras vidas porque nosotros lo permitimos y muchas veces está la situación de los niños. Por eso es muy importante que los operadores que trabajamos en el tema de violencia –Abogados, Psicólogos, Sociólogos, Asistentes Sociales- tengamos la templanza suficiente y la fortaleza, y tender una mano para ayudar en este tipo de hechos a personas que están muy perturbadas.
El trabajar con situaciones sociales de este tipo para mí es apasionante… deja muchas enseñanzas y la experiencia va aportando elementos positivos. Cuando uno ve que una persona va saliendo de una situación de violencia, recién ahí ve que la misión ha sido cumplida.

-¿A qué extractos sociales involucra el tema de la violencia?
-A todos los extractos sociales, sin excepción. La violencia de género no discrimina aspectos sociales, en todas las clases se da.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete el CAPTCHA * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.