Recomendaciones a tener en cuenta

Según lo consignó ECOS REGIONALES en ediciones pasadas, un experto alemán -Welf Selke- integrante de una organización de técnicos voluntarios de su país, fue invitado por el Gobierno de Flores a visitar nuestra ciudad con el fin de que aportara sus experiencias en las áreas de Ordenamiento Territorial y Desarrollo, con lo cual agregar una mirada “externa” a proyectos que tienen que ver con esos temas.

Estamos hablando de un técnico avezado que trabajó no solo en Alemania, sino en otros países de la Unión Europea y de Sudamérica, y la decisión de los gobernantes de interesarse porque alguien de la experiencia de Selke “eche un vistazo” a lo que tenemos y a los que nos falta, merece aprobación. Está bien que eso suceda teniendo en cuenta que, más allá que los porongueros, cada uno a su manera, conozcamos nuestras virtudes y defectos, bondades y necesidades, es necesario la contribución de gente “de afuera” entendida en temas tan sustanciales como los abordados por el experto alemán, especialmente en lo que corresponde al desarrollo local.
En este caso, uno de los grandes déficits que ha tenido Flores a lo largo de su historia, es lograr captar inversiones, para que sean traducidas en la instalación de empresas y centros industriales con capacidad de producir y consecuentemente crear mano de obra más allá del aporte de lo que representan en este sentido los organismos públicos.
Ciertamente, son las instituciones del Estado uno de los sostenes más sólidos del empleo en nuestro departamento, pero no hay que desconocer que la actividad privada juega un rol fundamental en todas las sociedades, en materia de desarrollo y en la generación de puestos de trabajo.
Fue en ese marco que Selke dejó una serie de recomendaciones en su informe final, y en esa línea que venimos analizando dio especial importancia a la necesidad de instalar en Flores un Polo Industrial, no solo como forma de atraer inversionistas de otros lugares, sino, incluso, para otorgar a las empresas que ya producen en este departamento la posibilidad de desarrollarse con mejores perspectivas.
Como se recordará, hace aproximadamente diez años que se habla de este tema en Flores, en el entendido de las ventajas de todo tipo que traería aparejado un proyecto de incubadora de empresas, tal como se había planteado en esa época, oportunidad en que se habían dado los primeros pasos en esa dirección.
Cabe mencionar, tomando como referencia la sugerencia del experto alemán, que una delegación conformada por ediles y técnicos de Flores habían concurrido a Argentina, a observar el funcionamiento del Polo Industrial de Misiones, visita que fue retribuida por representantes de aquel emprendimiento con el objetivo de determinar posibles lugares donde podría instalarse algo similar en esta zona.
A pesar de las evaluaciones positivas que se efectuaron, la idea se fue consumiendo con el tiempo, perdiéndose por tanto diez años, un lapso demasiado largo para cualquier sociedad del mundo que pretende un desarrollo a través de las posibilidades que brinda un polo de desarrollo industrial.
Este mes llegó a este departamento un experiente técnico alemán y vuelve a poner el tema sobre la mesa de análisis, por entender que un Polo Industrial es la vía que están empleando los inversionistas de la Unión Europea para propiciar un mayor desarrollo.
A nuestro juicio es una opción que no hay que desechar, como ocurrió hace una década, sino que merece ser considerada pensando que es mejor trabajar esa idea concreta que quedarse de brazos cruzados esperando que alguien venga a invertir a Flores.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete el CAPTCHA * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Cotización de la Moneda