¿Cuánta superficie de tierra se necesita para viviendas?

Sabida es la voluntad manifestada por el gobierno departamental de gestionar un fideicomiso para la adquisición de terrenos, destinados a la construcción de viviendas de aquellas cooperativas y movimientos que trabajan en pos de ese supremo objetivo.
Los recursos previstos en el presupuesto quinquenal no son suficientes para encarar este tipo de proyectos que demandará una significativa inversión, por lo que se ha dispuesto llevar adelante las gestiones por un fideicomiso que permita lograr los dineros necesarios, con los cuales potenciar la Cartera de Tierras.
Desde acá no vemos otro camino para solucionar el tema de terrenos para construir viviendas, de la misma manera que lo han visto los actores políticos directamente involucrados en este asunto que tiene que ver con el desarrollo de planes habitacionales.
Esto por un lado, pero por otro debemos manifestar la preocupación por la escasa respuesta que ha tenido el llamado público efectuado a través de la prensa por la Intendencia Departamental, a las organizaciones –llámense cooperativas, grupos o movimientos de vecinos- interesadas en desarrollar planes de vivienda.
Hasta el momento solo dos organizaciones –una Cooperativa y el Movimiento “Vivienda para Todos”- registraron su inscripción como interesados, lo que llama un tanto la atención, en la medida en que en lo previo eran varias más los que habían manifestado necesidad de predios para construir.
La importancia del tema radica en que la Intendencia debe contar con ese relevamiento que permita brindar datos exactos sobre cuántas organizaciones están con proyectos de viviendas, y qué cantidad de familias integran las mismas.
Esa información es relevante, porque los recursos económicos a gestionar vía fideicomiso dependen de la superficie de tierra que se necesite. Si una organización que está activa no se manifiesta como interesada, quedará fuera del registro y será muy difícil después recuperar el tiempo perdido.
Por lo tanto, nos preocupa la lenta respuesta que está teniendo ese llamado efectuado por la Intendencia, teniendo en cuenta que previo a esta convocatoria se percibía una demanda superior a las inscripciones realizadas hasta ahora.
Se nos ocurre que el intenso trajín de los referentes de estas organizaciones, propias de la administración y trabajo de campo que las mismas requieren, ha hecho que se demoren en realizar el trámite de inscripción en la comuna. De todos modos, es tiempo de llamar la atención porque cuanto más se demore ese trámite, más se retrasarán las gestiones del fideicomiso.
No hay que perder de vista que los trámites de gestión de un fideicomiso son complejos, producto de una burocracia estatal propia del “sistema”.
Veamos, una vez que la Intendencia cuente con los datos del relevamiento que se realiza, el ejecutivo debe elevar el proyecto de fideicomiso a la Junta Departamental; una vez aprobado por el plenario legislativo se eleva al Tribunal de Cuentas y hay que esperar su resolución para luego recién comenzar las gestiones para obtener los fondos. O sea, estamos hablando de un tiempo de espera que puede ser largo a la luz de la urgencia que tienen muchas familias de solucionar el problema de la vivienda.
Que conste, para que mañana no sea tarde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Complete el CAPTCHA * Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.

Cotización de la Moneda

Compra Venta
27,55 28,75
1,10 1,70
7,90 8,90
33,80 36,80